Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

Caballero no le coge el teléfono a Darío Campos

El presidente de la diputación se describe como un hombre de consenso

Se mantiene firme en sus aspiraciones de repetir y ser de nuevo el candidato socialista a liderar un gobierno que precisaría del respaldo de los nacionalistas.

Tras la junta de gobierno, confesaba que sus deseos pasan “por seguir trabajando aquí, y desde que entré en la diputación dije que venía aquí a trabajar para los vecinos de la provincia, y en ese aspecto lo demostramos creando empleo y también por cuanto al nivel de obras”, sacaba pecho.

Campos no ha ocultado que aún no habló con el alcalde de Monforte, Xosé Tomé, que también ha mostrado sus cartas, escudándose en el respaldo de Gonzalo Caballero y Pedro Sánchez a sus intenciones también de presidir el organismo provincial.

“No hablamos (con Tomé), estamos hablando partido judicial a partido judicial para buscar unas listas únicas para trasladar a Madrid que será quien tiene que ratificar esas listas”, ha subrayado.

De momento ha constatado que se han elegido los diputados provinciales, dos por A Mariña siendo él uno de los elegidos como alcalde de A Pontenova y la alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, también diputados, uno por la montaña y otro por A Terra Chá que le apoyarían. Aún faltarían la elección en los partidos judiciales de Lugo, Monforte y Chantada.

Un aspecto que se apresuró en dejar claro es que en las primarias para la elección del secretario xeral, en Monforte “no apoyaron a Gonzalo Caballero, de hecho en Monforte 85 (delegados) para Villoslada y 15 para Caballero”. “De que el representante de Monforte apoyara a Gonzalo Caballero nada de nada”, ha objetado.

Dicho esto desvelaba que ha intentado hablar hasta en dos ocasiones con el secretario xeral, y “no nos cogió el teléfono” pero “sin problema ninguno, no estamos cerrados a hablar con nadie y llegar acuerdos y evitar divisiones”.

Campos ha tratado de justificar que no se le pusiera al teléfono, circunscribiéndolo a que “estará ocupado, supongo que estarán con los pactos” con el BNG para los concellos.

Insistió en todo momento en que su filosofía pasa por “el consenso”. “Yo soy partidario del consenso siempre, creo que lo demostré aprobando presupuestos año a año y estando en minoría. Yo soy de consenso y de buscar acuerdos”, se ufanaba.

Finalmente se ha afanado en remarcar que esta situación no guarda analogías con lo ocurrido hace cuatro años, en que en principio el candidato era Manuel Martínez hasta que Ferraz decidió cambiarlo a última hora y designar al propio Campos. “No tiene nada que ver, ahora hay dos candidatos y habrá que elegir uno. Lo del 2015 debe de ser irrepetible”, zanjaba.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?