Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Chivite cierra la ronda de contactos manteniendo su plan de presentarse a la investidura

Reunión entre PSN e IE /

Termina la ronda de contactos del PSN para formar gobierno en Navarra, y lo hace con el encuentro con IE. El secretario de organización Ramón Alzórriz la califica de positiva con clara voluntad para construir un gobierno plural progresista y de izquierdas liderado por el PSN.

Alzórriz insiste en que "No daremos votos a Javier Esparza, no negociaremos con EH Bildu ". "Vamos a cumplir. Le digo a la derecha que dejen de utilizar Navarra cada 4 años. No nos traigan la crispación que han llevado a Cataluña".

Por su parte Marisa de Simón, de IE, cree que el PSN va en serio y dice que le apoyará. De Simón se niega a hablar de futuribles.

La secretaria general del PSN y candidata socialista a la Presidencia del Gobierno de Navarra, María Chivite, acudía a la tercera reunión de la ronda de contactos iniciada el miércoles, en este caso con la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, para formar gobierno en Navarra.

Al encuentro han asistido por el PSN, además de Chivite, el secretario de Organización, Ramón Alzórriz, e Inma Jurío, secretaria ejecutiva de Administraciones Públicas; y por I-E, junto a Marisa de Simón, Txema Mauleón y Carlos Guzmán, que fueron candidatos al Parlamento de Navarra, aunque no lograron escaño.

Este encuentro cierra la ronda de contactos iniciada el miércoles por los socialistas, que también se se han reunido con una delegación de Geroa Bai y con representantes de Podemos. A ambas formaciones les han trasladado su voluntad de formar un Gobierno "progresista y de izquierdas" con el respaldo de 23 parlamentarios.

Así, el secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha afirmado que los socialistas navarros se sienten avalados por el presidente Pedro Sánchez y ha anunciado que prosiguen las negociaciones para la formación de Gobierno, aunque ha reiterado que no van a pactar con EH Bildu ni con Navarra Suma.

Alzórriz ha aludido al ofrecimiento del presidente de UPN, Javier Esparza, de apoyar la investidura de Sánchez si los socialistas apoyan su elección como presidente en Navarra, y ha pedido a los regionalistas que dejen de crear "crispación".

Los "escaños cruciales" en el Congreso, ha dicho en conferencia de prensa, son los de Podemos, los del PNV y los del resto de grupos parlamentarios. "No hay unos votos más importantes que otros", ha comentado.

Alzórriz ha insistido en la presentación de la candidatura de la socialista María Chivite en Navarra, avalada por 23 de los 50 escaños de la Cámara (PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E), y a partir de ahí, ha agregado, la responsabilidad puede ser también de Navarra Suma (UPN, Ciudadanos y PP), coalición a la que ha invitado a abstenerse.

Pese a los pronunciamientos del presidente del Gobierno y de otros miembros de la ejecutiva federal, el dirigente del PSN, que ha cerrado la ronda de contactos de esta semana con Geroa Bai, Podemos e I-E, ha aseverado que en el partido no hay "dos versiones" y de hecho ha considerado que Sánchez este jueves "avaló" la postura del PSN.

Para Alzórriz, la intención de Sánchez de reunirse con UPN para explorar la viabilidad de ese ofrecimiento se inscribe en la ronda de reuniones del presidente con todos los grupos del Congreso para la formación "exclusivamente" del Gobierno español.

Tras destacar que están "coordinados permanentemente" con la dirección del PSOE, Alzórriz ha sacado la conclusión, tras acabar la ronda de reuniones, de que hay una "clara voluntad" de sumar 23 escaños, que "superarían a los 20 que tienen ahora las derechas", en alusión a Navarra Suma.

"Nuestro compromiso con la ciudadanía es firme y sigue adelante", ha declarado el socialista navarro, quien ha reiterado que el PSN no dará sus votos a Navarra Suma ni a su candidato, Javier Esparza, pero tampoco pactará con Bildu, que tiene 7 parlamentarios.

Sobre la necesaria abstención de EH Bildu para que ese acuerdo a 23 pueda gobernar en Navarra, ha indicado que "aquí se nos ha pedido responsabilidad en numerosas ocasiones al Partido Socialista", pero "ahora la responsabilidad la tiene también Navarra Suma".

"Se puede abstener Bildu o se puede abstener Navarra Suma", ha manifestado Alzórriz, quien ha hecho hincapié en que "no vamos a dar nuestro Gobierno a la derecha ni vamos a pactar con Bildu".

La coordinadora general de IU en Navarra y candidata de la coalición Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado por su parte que el 26 de mayo la ciudadanía navarra "votó a favor de políticas progresistas y de izquierdas" y por ello tienen "un compromiso con nuestros votantes y con la sociedad en general".

"Desde la humildad", ha añadido, al tener una parlamentaria de 50, harán "todo lo posible para que no haya un Gobierno de derechas en esta comunidad".

De Simón, quien ha reconocido que para que el Gobierno navarro tenga estabilidad son necesarios 26 apoyos, ha matizado que en I-E no son partidarios "de excluir a nadie" en la negociación. I-E, ha concluido, "va a estar apoyando un programa de gobierno progresista, de izquierdas y que contemple la pluralidad de esta sociedad".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?