Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Despedida de campeonato

Osasuna sumó su 17ª victoria consecutiva en el Sadar con un gol de Xisco para derrotar por 1-0 al Oviedo y cerrar una temporada inolvidable

El Sadar despidió una temporada histórica para Osasuna con otra victoria, la 17ª consecutiva en casa para poner el broche de oro a una temporada casi perfecta. Con el ascenso en el bolsillo hace semanas, con el título de liga asegurado hace 10 días, los rojillos consiguieron cerrar con buen sabor de boca el curso antes de recibir la copa de campeones de segunda en un fin de fiesta perfecto. Un gol de Xisco a pase de Rubén García permitía a los de Jagoba Arrasate sumar una nueva victoria para echar el cerrojo a la temporada con unos números estratosféricos en Pamplona: 19 victorias y 2 empates en 21 jornadas. 59 puntos sumados de 63 posibles en el Sadar.

Osasuna pudo celebrar a lo grande su primer título liguero en 58 años. Desde 1961 no conquistaba el equipo navarro el campeonato de segunda y lo hizo con unos números de récord. Además de los registros espectaculares conseguidos en el Sadar que le sitúan entre los mejores de Europa, Osasuna batió su mejor marcar de puntos con 87, el mayor número de victorias 26 y una segunda vuelta de escándalo con una única derrota en toda la segunda vuelta, en Tenerife, sumando 52 puntos de 63 posibles.

El fin de fiesta en el Sadar fue perfecto. Victoria y despedidas. Un gol de Xisco el quinto de la temporada para el balear, tercero consecutivo en tres partidos, mediada la segunda parte, le dio la victoria a Osasuna. El delantero mallorquín aprovechó una gran asistencia de Rubén García, la duodécima de la temporada, para poner el balón casi en la escuadra y dejar los 3 puntos en Pamplona. Antes Olavide que no continuará la próxima temporada en Osasuna había mandado un balón al palo y después su sustituto Brandon obligó al portero ovetense Alfonso Herrero a hacer una gran parada para evitar a sentencia. La única llegada con peligro del Oviedo la tuvo en la primera parte con un gran lanzamiento de falta directa por mediación de Saúl Berjón que desbarató Sergio Herrera en la parada de la tarde para evitar que se adelantara los asturianos.

Jagoba Arrasate quiso tener un detalle con su plantilla dando minutos como la semana pasada en Córdoba a algunos de los que menos minutos han gozado durante la temporada y en especial con los que se van. Los cambios cantados de Carlos Clerc con el Sadar en pie para despedir al lateral zurdo catalán sustituido por Endika, Brandon por Olavide y Nacho Vidal por Rubén García que volvió a escuchar a todo el Sadar a coro repetirle lo de "Rubén quédate, Rubén quédate, ... "

Con el pitido final no se movió nadie del Sadar, fuegos artificiales, lenguas de fuego y el cuerpo técnico y los jugadores uno a uno hasta que el presidente de Osasuna Luis Sabalza y el vicepresidente de la española y presidente de la Navarra Rafa Del Amo entregó la copa de campeones al capitán Oier Sanjurjo que levantó junto a sus compañeros con la lluvia de confeti roja coloreando el Sadar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?