Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Dos estilos opuestos que sumados dan un resultado único

Crónica del penúltimo 'Distrito Sonoro' que apostó por una moneda con Dolorosa y Soleá Morente en cada cara

Soleá Morente, en concierto en Granada /

Aún resonaban en nuestras cabezas el concierto del viernes de Carmencita Calavera con motivo de Orgullo Granada y casi sin tiempo para volver a colocar a la ciudad en su sitio tras el derroche sonoro y visual que nos regaló este grupo, llegaba una nueva entrega de Distrito Sonoro, una noche en la que confrontar estilos ya que por un lado teníamos a Dolorosa y por el otro a Soleá Morente junto a Napoleón Solo.

El grupo que encabezan Natalia Muñoz y Raúl Bernal es de los que te llegan y te llenan completamente, Sus temas son unas composiciones preciosistas que se basan en la suave y dulce voz de Natalia, que se dúa durante gran parte del concierto con la de Raúl, en un frágil y suave equilibrio, que se eleva a un nivel superior, gracias a las notas musicales que emergen de los instrumentos de Antonio Lomas, Fran Ocete, Chesco Ruiz y Carlos Marqués.

Teníamos gran interés por verles fuera de su zona de confort, esta es, una sala o teatro en donde cada uno de los matices que componen las partituras se puede notar, sentir y hasta paladear, pero por eso mismo en un concierto gratuito y con un tipo de público acostumbrado a otros estilos más ligeros, nos surgía esa duda. Esa misma que rápidamente desapareció y ya en el tercer tema encandilaron desde los que estaban en primera fila a los que se apostaban en los bancos de la Plaza del Campillo o los que estaban en las inmediaciones de la Fuente de las Batallas, en buena medida porque la batería gana en contundencia y la guitarra de Bernal se une a la fiesta, dotando de una impronta más festivalera.

Todo el repertorio que nos entregaron en directo es un compendio de temas de corte melancólico, pero dejando entrever una luz que ilusiona y anima al final de los mismos, efectivamente, igual que en la vida real.

Tras ellos era el turno de Soleá Morente junto a Napoleón Solo, era como girar la misma moneda y que saliera la otra cara de la misma. Se notó que ese influjo sacromontano tiene mucho tirón y adeptos, que no suelen ser muy habituales y eso se notaba.

El estilo de la pequeña de los Morente es complicado de etiquetar, si bien la incorporación de Alonso y su banda le ha permitido crecer musicalmente y erigirse como la defensora del "indie aflamencado", una auténtica fusión del pop indie junto a bases más electrónicas y acompañados de los quejíos y dejes flamencos. Puede gustar o no, pero hay que reconocer la valía para explorar ese camino y que el público parece caer rendido ante innovadora apuesta.

Pero su directo no sólo se quedó aquí, también hubo momentos para un flamenco más puro y profundo, demostrando que su voz es un potente caudal sonoro. Un concierto dividido en 2 partes, así lo corroboraba su cambio de vestuario y nada mejor que dejar a Napoleón Solo como grupo con sus temas propios, esa Lolaila Carmona sigue siendo una explosión de alegría que contagia e irradia, en el intermedio del concierto de Soleá Morente.

La semana que viene será la última entrega, con Nacho Vegas junto a "Unidad y Armonía" de esta segunda temporada de Granada, Distrito Sonoro, el reto del Ayuntamiento de Granada junto a Cervezas Alhambra, por llevar la música a toda la ciudad y que a falta de los números definitivos, está siendo un verdadero éxito de nuevo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?