Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

María José García, la primera y única policía nacional asesinada por ETA

La banda terrorista solo atentó directamente contra seis mujeres

María José García /

'La Ventana de la memoria' ha dedicado su undécima entrega a María José García, la primera y única mujer policía nacional asesinada por ETA, el 16 de junio de 1981, en Zarauz, durante una operación para detener al Comando Goierri. María José tenía 23 años y llevaba dos en el cuerpo.

La operación policial se desplegó para atrapar al comando  y los terroristas, sitiéndose descubiertos, respondieron con granadas y disparos. Ángel Tellería, que formaba junto a Txapela y Dienteputo ese comando, fue quién disparó la metralleta Stein que acabó con la vida de la inspectora. Los tres lograron escapar aquella noche. Txapela murió poco después víctima de los GAL en Francia,  Dienteputo consiguió escapar a la justicia ocultándose en Venezuela hasta la prescripción del delito, pero la investigación consiguió encontrar y detener a Ángel Tellería en México, casi 40 años después, en 2017.

María José formó parte de la primera promoción de la policía nacional en 1979. Sus dos primeros años los pasó en Sevilla, en la brigada de estupefacientes. Volvíó a Madrid para trabajar en la Brigada central de información y su primera misión fue la que le costaría la vida.

Almudena, tenía 18 años cuando ETA le dejó sin su única hermana. La recuerda "muy familiar, la alegria de la casa, siempre pendiente de la familia, con muchos amigos". Almudena se emociona todavía recordando a su hermana y cómo afectó a la familia su pérdida. "Lo pasamos muy mal, fatal, para mis padres fue muy duro", cuenta. Ella también es policía nacional y cuando ETA mató a su hermana estaba opositando para entrar en el cuerpo. "Mis padres lloraban, pero al final me dejaron", recuerda.

María José García ha pasado a nuestra negra historia por haber sido la primera y única mujer policía víctima mortal de ETA. Según la profesora de Deusto, María Pilar Rodríguez, autora de 'Corazones de hielo. Dolor y duelo de las mujeres víctimas de ETA', citando un estudio de Iñaki García Arrizabalaga, la banda solo atentó directamente contra seis mujeres en toda su historia: dos civiles, una guardia civil, una ertzaina, una jueza y María José.

"En ETA siempre ha existido una idea muy masculina, empezando por la ekintza, la presencia de hombres en la banda...era una especia de lucha en la que hombres mataban a otros hombres", opina Rodríguez, que destaca, sin embargo, el papel que muchas mujeres víctimas: madres, hermanas, amigas, compañeros, pero, sobre todo, viudas, han jugado en la historia de ETA. "Las viudas han sido muy activas en asociaciones de víctimas y como creadoras de puentes para la paz, porque han educado a sus hijos en actitud hacia la paz y perdón", explica, para reclamar que "en estos momentos,  tenemos que darles su papel en la reconstruccion de la memoria y combartir años en los que han estadio muy solas y han sentido mucha hostilidad".

diario vasco

La directora de Gogora, Aintzane Ezenarro, reflexiona sobre la memoria para cerrar este capítulo. La memoria, según Ezenarro, "nos brinda la oportunidad para valorar de forma critica lo que ha ocurrido. No podemos cambiar el pasado, pero sí la valoracion de los hechos y actitudes que hemos mantenido en el pasado".

Ezenarro destaca asimismo que "la memoria es fuente de conocimiento" destinado a los más jóvenes. "Tienen derecho a conocer nuestro pasado. Solo conociendo lo que ha ocurrido y reflexionando sobre ello garantizamos la no repetición y podremos construir una sociedad mejor".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?