Sábado, 19 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Opinión

Palencia Sonora

La Firma Guillermo Granja

Hay que descubrirse ante el ingenio, trabajo y tesón de los organizadores del festival “Palencia Sonora”. Son un ejemplo a seguir por todos los empresarios palentinos y nos demuestran, año tras año, cómo se tienen que hacer las cosas.

Parece mentira pero la del 2019 ha sido la decimosexta edición, ahí es nada. Este festival nació en 2004 como una apuesta arriesgada, con menos recursos que la inmensa mayoría de los festivales que han visto la luz por toda la geografía española. Poco a poco en Palencia ha encontrado su hueco y ya está dentro de la élite en su ámbito musical.

Con iniciativas como ésta tendremos que ir cambiando la canción popular que decía que a Palencia no se la ve en el mapa, siempre y cuando se las apoye desde todos los ámbitos, especialmente desde lo público. Ahora que estas ya han llegado a un alto nivel nacional, es más necesario que nunca que sigan creciendo. Me consta que los promotores están en ello, pero también estoy seguro de que solos no pueden.

Necesitan el apoyo del sector privado, sobre todo de la hostelería, que además son los principales beneficiarios de toda la actividad que genera este evento. Unas 13.000 personas han asistido al festival y han logrado que se colgase el rótulo de no hay plazas hoteleras en todos los establecimientos de Palencia y alrededores. La verdad es que, edición tras edición, se nota que va creciendo la implicación de los empresarios del sector, pero creo que deberían apostar mucho más por este proyecto consolidado y ser una parte fundamental del mismo.

Por otra parte, las administraciones públicas, de manera especial el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma y, en menor medida la Diputación Provincial, deben colaborar intensamente en este proyecto, más aún de lo que lo hacen. El que el nombre de Palencia sea conocido en toda España o que se incremente la actividad económica de la ciudad y sus alrededores son dos buenas razones para que estos organismos se impliquen en todos los ámbitos del festival.

Esperemos que dentro de poco el “Palencia Sonora” pueda llegar a los niveles del festival de música alternativa “Sonorama”, que se celebra en Aranda de Duero, o del festival de títeres “Titirimundi”, que se lleva cabo, principalmente, en Segovia, para ello, pienso que toda la ciudad de Palencia debe colaborar con el proyecto.

Otra actividad que podría llegar a unos niveles similares al del “Palencia Sonora” es la fiesta de la “ITA”, ahora bien, se debería alejar de la imagen principal que tiene actualmente, que no es más que la de la exaltación del alcohol. Es una pena que más de 5000 jóvenes se reúnan para ver quién es el que antes se emborracha. A mi entender, creo que lo mejor que tiene es su aportación, muy cuantiosa, a una ONG. En mi opinión, un giro de 180 grados en su organización podría hacerles crecer de manera espectacular y modificar el concepto que tiene la población del evento. Podrían tomar ejemplo del “Sonora”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?