Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

'El fraude de la estiba'

Indica un informe de la Policía Nacional, dirigido al Juzgado de instrucción nº 1 de Algeciras, que antiguos miembros del comité de empresa de la Sagep, la sociedad que controla las labores de estiba en el puerto, cobraron presuntamente comisiones ilegales de hasta 100.000 euros por enchufar a determinadas personas.

Indica un informe de la Policía Nacional, dirigido al Juzgado de instrucción nº 1 de Algeciras, que antiguos miembros del comité de empresa de la Sagep, la sociedad que controla las labores de estiba en el puerto, cobraron presuntamente comisiones ilegales de hasta 100.000 euros por enchufar a determinadas personas.

Señala también la Policía que entre esas personas figuraban dos miembros vinculados directamente a clanes de la droga del Campo de Gibraltar, más una decena de individuos con antecedentes penales por narcotráfico en los tres años anteriores.

A eso se une que nada menos que 43 de los seleccionados como trabajadores carecían de los permisos de conducción requeridos y otros once eran menores de edad.

También figuraban algunos candidatos a estibador que no habían aportado los certificados de escolaridad mínimos o, incluso, los reconocimientos médicos.

Ocurre también, siempre según la Policía, que eran esos miembros del comité de empresa quienes hasta hace bien poco hacían y deshacían a su voluntad en materia de contratación en el puerto. Todos estos hechos han sido publicados por el periódico Europa Sur y por quien suscribe estas letras.

Era esperable que los aludidos reaccionasen. Dos aspectos destacan en la respuesta que han ofrecido en forma de comunicado: el primero de ellos y fundamental es que obvian que lo publicado forma parte de un informe de la Policía Nacional; el segundo aspecto, el más penoso, es que tratan de diluir responsabilidades muy concretas aludiendo al conjunto de los estibadores.

Es preciso subrayar que los presuntos responsables de los hechos descritos son solo unos pocos, antiguos miembros del comité de empresa con nombres y apellidos. No se escondan. El fraude de la estiba es obra de unos delincuentes, no de un colectivo. Si hay quienes castigan a los estibadores son quienes, en vez de defender los derechos de estos, han utilizado supuestamente sus puestos en el comité para cobrar mordidas y llenarse de dinero los bolsillos.

Cuando el dedo señala la Luna, solo el necio mira la mano. Tiempo al tiempo. Seguiremos informando.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?