Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

El 'kamikaze' de la A-67 pide perdón "de todo corazón" a la familia del joven al que causó la muerte

La Fiscalía rebaja la pena de cárcel a 12 años y 6 meses

Imagen del juicio. /

El conductor que circuló en sentido contrario por la A-67 hasta chocar frontalmente con otro vehículo, causando la muerte del joven que conducía este coche, ha pedido perdón y ha dado el pésame "de todo corazón" a la familia.

Así lo ha declarado el acusado al ejercer su derecho a la última palabra al término del juicio que se está desarrollando desde el martes 11 de junio en la Audiencia de Cantabria, y que ha dedicado la sesión de este viernes a la exposición de las conclusiones de todas las partes.

En esta cuarta sesión del juicio con Jurado Popular, la Fiscalía ha rebajado la pena de cárcel que pide seis meses, pasando ésta de 13 años a 12 años y 6 meses, y mantiene las cantidades solicitadas como indemnización, mientras que la defensa del acusado también ha reducido en la misma medida la petición de condena, que pasa a ser a dos años de prisión y una privación del permiso de conducción de tres años.

 La madre del acusado, que también ha hablado al término del juicio, ha pedido a su vez perdón tras afirmar que su hijo no es "ningún asesino ni entró en la autovía con la idea de matar a nadie porque tiene valores" y, asimismo, ha reconocido que lo ha hecho "muy mal" y ha cometido un "error gravísimo".

Y ha añadido que no quiere que nadie pase por la situación de ninguna de las dos familias, tanto la del fallecido como la del acusado.

El fiscal ha enfatizado que existen pruebas "suficientes" contra el acusado que demuestran que realizó la acción de "conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y manifiesto desprecio hacia la vida de los demás", y que el resultado de la muerte del joven de 34 años era "probable o muy probable" de producirse.

La letrada de la acusación particular ha destacado que el accidente fue "inevitable" porque fue "imprevisible" y no hubo ningún margen de maniobra para el fallecido.

"Que mejor señal que un coche de frente en el carril de desaceleración", ha afirmado, apuntado que, según los testimonios de los agentes de la Guardia Civil, el acusado podía haber salido de la vía en diversas ocasiones y no lo hizo.

También ha incidido en que el acusado era "perfecto conocedor" del trayecto ya que era un recorrido habitual para él y ha señalado que la conducción era "casi impecable" lo que "evidencia" que esta persona no estaba afectada en las facultades intelectivas y "es indiscutible, que era consciente de lo que hacía".

El fiscal ha subrayado el hecho "importante" de que tenía las facultades conservadas.

Sin embargo, la defensa ha destacado que el amigo que le acompañó esa noche y esa madrugada en las fiestas de Bilbao "dejó en un estado lamentable" al acusado porque, según ha apuntado, se sabe, "de manera objetiva a través de los análisis", que al tener 1,93 gramos alcohol en sangre, que es el valor que arrojó este joven en las pruebas, "cualquiera en su sano juicio no pensaría que está perfectísimamente".

También ha enfatizado que "carece de sentido y de lógica" que alguien que entre en una autovía en dirección contraria con el cinturón de seguridad abrochado, lo haga porque quiera suicidarse, y, asimismo ha señalado que si esa hipótesis fuera correcta podría haber embestido a cualquiera de los conductores anteriores con los que se había cruzado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?