Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 23 de Julio de 2019

Otras localidades

El retorno desde Valencia del cuadro que se perdió en la explosión del 47

El Cabildo Catedral adquiere y restaura un cuadro de la Virgen de los Remedios que le pertenecía pero del que se perdió la pista hace más de 70 años

Imagen de la Catedral de Cádiz /

El Cabildo de la Catedral de Cádiz ha presentado la restauración del cuadro de la Virgen de los Remedios, un óleo sobre lienzo muy visitado en el Arco de los Blancos en los años 40 pero del que se perdió la pista tras la explosión de Cádiz, ocurrida en 1947. Entonces la capilla que había allí se derrumbó y no se supo más del cuadro. “El cuadro tenía una gran devoción en aquellos años”, ha explicado hoy el ecónomo del Cabildo, Balbino Reguera.

Más de 70 años después de que se le perdiera la pista a ese cuadro, el Cabildo de la Catedral de Cádiz descubrió que el cuadro de la Virgen de los Remedios, de 1,80 por 1,31, estaba en Valencia. Allí lo tenía un anticuario que pidió 15.000 euros por él cuando el Cabildo de la Catedral de Cádiz se interesó por esa obra de arte. Finalmente, la compra se ha cerrado en 11.000 euros y la institución eclesiástica ha encargado una restauración que ahora se ha presentado.

Además, se ha restaurado el cuadro de los Santos Patronos de Francisco Javier Riedmayer (pintor alemán afincado en Cádiz desde finales del siglo XVIII), que estaba en posesión de un anticuario de Ronda hasta que el Cabildo de la Catedral de Cádiz se hizo con él.

Además, han sido restauradas una talla en madera policromada de San José con el Niño Jesús del siglo XVIII; las tallas en madera policromada y marfil en las carnaduras de los Santos Patronos de Cádiz, San Servando y San Germán (vulgo Los Chinos), de la Escuela Filipina y que datan de mediados del siglo XIX; y la talla en madera policromada de Santa Clara de Asís, de autor anónimo y del siglo XVIII.

En las restauraciones y en distintos proyectos de rehabilitación constructiva, el Cabildo ha invertido en los últimos meses más de 400.000 euros. Los ingresos con los que ha afrontado estas iniciativas proceden del auge del turismo en la ciudad de Cádiz del que, directamente, se beneficia la Catedral de Cádiz, que cobra entrada a los turistas. Sólo en mayo visitaron el tempo más de 34.000 turistas, lo que generó unos ingresos de más de 100.000 euros para las arcas del Cabildo.

“El arte religioso, el arte sacro, tiene una finalidad: mostrar la belleza de la fe. Cuando el Cabildo se preocupa por restaurar estas obras, intenta presentar la belleza de la fe al público en general, público muchas veces sólo movido por el interés artístico y cultural que es también una puerta de entrada a la fe”, ha señalado Ricardo Jiménez, el deán de la Catedral de Cádiz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?