Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Vox retira el busto de Abderramán III en Cadrete

Lo denuncian Izquierda Unida y CHA. El califa cordobés mandó construir el castillo de Cadrete para preparar el asedio a Zaragoza. La alcaldesa del PP dice que defiende el legado del califa, pero no los valores humanos que representó

Desmontando la estatua de Abderramán III en Cadrete /

La Agrupación Local de Izquierda Unida y CHA de Cadrete (Zaragoza) han denunciado que la primera acción realizada por el concejal de Vox ha sido la de retirar el busto de Abderraman III, el califa cordobés que mandó construir el castillo de la localidad para preparar el asedio a Zaragoza. 

La escultura, que se situaba en la plaza Aragón del municipio zaragozano, ha sido retirada este martes por orden el concejal de Vox y primer teniente de alcalde, Jesús García Royo, según denuncian CHA e IU en sendas notas de prensa. La alcaldesa del PP defiende esta decisión, por la oposición de los ciudadanos a esa estatua y a los valores que representó el califa.

CHA e iU defienden que es un elemento clave en la cultura de la localidad y aspiran a que no se arrincone. Fabio Pérez, portavoz de Chunta Aragonesista,  espera que "el busto se exponga en otro sitio, más que nada por el escultor" porque "creemos que es un insulto a su obra y esperemos que en el centro de interpretación se pueda exponer, ya que lo donó con toda su buena intención".

CHA Cadrete considera que esta acción es una muestra de la "intolerancia y negación" de la historia que va a llevar Vox a partir de ahora en el municipio.

Desde Izquierda Unida definen la acción como "gravísima e intolerable" con una connotación "racista y de odio" y lamentan que a la localidad le esperan "cuatro años muy oscuros" en cuanto a la tolerancia al tiempo que consideran esta primera acción del nuevo gobierno municipal como una completa "falta de conocimiento de la cultura y la historia".  

Sin embargo, la alcaldesa popular María Ángeles Campillos, asegura que el error fue colocarlo cuando más de la mitad de la población estaba en contra. En su argumentario, defiende el legado del califa, aunque no los valores humanos que representó. "Reconocemos la historia de Abderramán III y el valor de mandar construir el castillo pero no con otros valores, como conquistador, como represor con más de 300 crucifixiones, como una persona que no trató a las mujeres como hoy en día consideramos que se tiene que tratar a una mujer", afirma. Y continúa: "Mucha gente no estaba de acuerdo con colocar este busto de bronce y gastarse 6.000 euros y colocarlo en la plaza del municipio". 

 Según la alcaldesa, el busto podrá contemplarse en el centro de interpretación. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?