Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 23 de Julio de 2019

Otras localidades

Eneko Romo quiere cesar a Iturralde sin empezar la pretemporada

Las diferencias radicales en la confección de la plantilla del curso que viene entre el Director Deportivo y el entrenador del Real Unión pueden provocar una decisión drástica en el Consejo, al que Romo ya le ha expuesto su postura

Eneko Romo en el palco del Stadium Gal /

La continuidad de Alberto Iturralde esta próxima temporada como entrenador del Real Unión no está asegurada, a pesar de tener contrato en vigor, contrato que se ganó al conseguir la permanencia en Segunda B la pasada temporada. El motivo es que el Director Deportivo del club unionista, Eneko Romo, no quiere que el técnico de Astigarraga ocupe el banquillo del primer equipo irundarra y ha solicitado al Consejo de Administración su destitución antes del comienzo de la pretemporada en el mes de julio. El motivo de todo este cisma generado en los últimos días es que entre ambos hay diferencias radicales, y parece que irreconciliables, en la confección de la plantilla del curso que viene.

La sensación es que Alberto Iturralde y Eneko Romo quieren cosas diferentes para el Real Unión esta próxima temporada, y cuando han empezado a hablar de los jugadores con los que se cuenta de la actual plantilla han comenzado a surgir los problemas y los roces, porque no se termina de llegar a un punto de encuentro. Primero ha habido problemas con los diez jugadores que tienen contrato en vigor de la plantilla del año pasado. Iturralde no quería que todos esos jugadores siguieran, y trasladó al club la lista de futbolistas que debían abandonar el Real Unión, algo a lo que se negó Eneko Romo porque habría que pagarles una indemnización, generando un sobrecoste que no estaba contemplado en el presupuesto y que mermaría la cantidad a destinar para la confección del nuevo equipo.

Ni Iturralde ni Romo quedaron satisfechos con la solución de este primer problema. Romo no entendía la postura del entrenador de Astigarraga, y a Iturralde no le gustó que no se escuchara su petición. El siguiente problema ha llegado con la opinión de algunos jugadores, con contrato y que han terminado su vinculación contractual. Porque hay jugadores con los que si contaba la dirección deportiva cuya respuesta ha estado supeditada a que Alberto Iturralde no estuviera en el banquillo unionista la próxima temporada, algo que genera más dificultad a la hora de completar la plantilla, porque hay futbolistas que no quieren a Iturralde de entrenador. Y el tercer problema ha estado en la diferente opinión sobre los futbolistas a los que renovar su contrato, porque hay algún jugador que sí quiere la dirección deportiva, pero que Iturralde no quiere en su plantilla, y ninguna de las partes parece dispuesta a ceder.

Con este panorama, Eneko Romo ya ha comunicado al Consejo de Administración su postura de no contar con Alberto Iturralde como entrenador la próxima temporada, pero en ese caso ocurre lo mismo que con los jugadores con contrato, que esa destitución generaría un gasto no contemplado que perjudicaría al dinero que se destine para fichajes. Porque, además, habría que contratar a otro entrenador. Esa cuestión ha sido comunicada a Romo, que no quiere trabajar con Iturralde, hasta el punto de que podría llegar a dejar el Real Unión si no se busca una solución. Ahora la pelota está en el tejado del presidente Ricardo García, que ha permanencido hasta ahora ajeno a estas disputas, y que una vez que el problema ha explotado deberá tomar decisiones que afectarán, sin duda, al nuevo proyecto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?