Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

La duquesa del Infantado no tendrá piso en el Palacio: el Ministerio ha comprado su derecho de uso

José Guirao y Almudena de Arteaga han certificado hoy el acuerdo a través de escritura pública

La duquesa del Infantado y las autoridades tras la firma del acuerdo de compraventa de su derecho de uso del Palacio. /

La duquesa del Infantado no tendrá piso en el Palacio. El ministro de Cultura en funciones, José Guirao, y Almudena de Arteaga (actual duquesa) han elevado hoy a escritura pública un acuerdo de compraventa del derecho de uso residencial que la familia tenía en ese emblemático inmueble, un asunto que había generado una enorme polvareda política y social en Guadalajara.

Según han informado los propios implicados en rueda de prensa, gracias a este acuerdo, el Estado adquiere definitivamente ese derecho de uso y, a partir de ahora, el Ministerio podrá hacer uso de la totalidad del inmueble con pleno derecho para la programación correspondiente de sus actividades, para uso y disfrute de los ciudadanos, refrendándose como bien patrimonial cultural de todos los españoles y, concretamente, de la ciudad de Guadalajara.

La cantidad abonada, según han explicado, ha sido fijada mediante los parámetros técnicos y oficiales de tasación y cuenta con la aprobación por parte del Ministerio de Hacienda tanto en la parte del procedimiento como de la valoración resultante.

Asimismo, el Ministerio de Cultura se ha comprometido a reservar un espacio del Museo para explicar y documentar la relación de la Casa del Infantado con el Palacio y la ciudad de Guadalajara.

De esta forma, se pone punto final a una polémica que saltó a la luz pública hace algunos meses pero cuyo origen era muy anterior. En 1960 el duque del Infantado cedió de manera gratuita al Ministerio de Educación el Palacio para que se estableciera en el mismo una casa de cultura u otra institución cultural. Previa reconstrucción del edificio, el Ministerio se comprometió a conceder a la Casa Ducal una reserva de estancias a determinar para que el Duque y sus sucesores pudieran habitar ocasionalmente en ellas o utilizarlas como museo o archivo familiar, siempre y cuando esta reserva permanente de espacios no causara perjuicios al funcionamiento de los servicios culturales del resto del edificio.

A lo largo de los años se han presentado diversas circunstancias que han impedido la entrega de las dependencias del inmueble hasta que, con fecha del 31 de julio de 2009, el Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Guadalajara dictó sentencia (160/09) en la que se condenaba al Ministerio a dar cumplimiento al acuerdo de cesión.

De acuerdo con esa sentencia, en 2013, el entonces Ministerio de Educación, Cultura y Deporte resolvió iniciar el procedimiento para reservar con carácter permanente las dependencias dentro del Palacio del Infantado y, en enero de 2016, el mismo Juzgado requirió al Ministerio que llevara a cabo la adecuación de las dependencias pertinentes.

Tras hacerse pública esa situación, se multiplicaron las voces en contra de la construcción de la vivienda y el propio Ayuntamiento denegó la licencia necesaria para empezar las obras. Hoy termina ese polémico proceso con la firma del acuerdo entre las dos partes implicadas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?