Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Orgullo

El baile de banderas del Día del Orgullo retrata mejor que una cámara de alta resolución las contradicciones, la hipocresía y los postureos de muchos partidos políticos en relación a la igualdad y la libertad de cada cual para querer a quien le dé la gana o los afectos. No conviene , sin embargo, engañarse al respecto: una parte importante de nuestra sociedad, también de esta legionaria en la que habitamos, se mueve aún en unos dogmas tridentinos que condenan con el fuego del estigma cualquier diversidad que se salga de la norma. Por eso se siguen escuchando sentencias aberrantes en público y en privado, sobre nuestros amigos, vecinos, compañeros cuyo único pecado es ser ellos mismos. Son las metáforas de un dinosaurio moral que habita aún entre nosotros.

Su propio día del orgullo turborenovador ha decidido montar Igea que, poseído del espíritu del cambio entrega las llaves de la Yunta a la misma mafia corrupta que ha saqueado la comunidad durante tres décadas. Hay epifanías que no hay dios que celebre.

Orgullo de que Silván tenga la respuesta a sus grititos de qué pasa, qué pasa la noche electoral, celebrando su fallida renovación como alcalde. Ahora ya sabe lo que pasa y es que se cierra una larguísima noche en la ciudad marcada por las corruptelas, el desprecio hacia sus ciudadanos y la inanidad travestida con sonrisas de publirreportaje eterno.

Y orgullo pluscuamperfecto por esa joven capitana, Carola Rackete, que ha colocado ante los ojos de la hiena Salvini y del mundo todo la tragedia de la emigración y la miseria de una Europa cobarde que pide otro margarita mientras miles de seres humanos son encerrados en campos de concentración en Turquía, en Grecia, en Italia o mueren como perros abandonados en el Mediterráneo, sin testigos incómodos ya que puedan reprocharnos ser el orgullo penoso del primer mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?