Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

El TSJC no admite la nulidad de la causa contra el juez Alba y mantiene las grabaciones como prueba

La Sala sí ha admitido el testimonio del administrador único de Seguridad Integral Canaria, Héctor de Armas, a colación de una carta que habría remitido a la defensa y a la Fiscalía haciendo referencia a una supuesta conspiración para tenderle una trampa con las grabaciones

EFE / ()

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) no ha admitido la petición del magistrado Salvador Alba para declarar nulas las actuaciones en su contra y ha optado por mantener como pruebas las grabaciones que le hizo el empresario y presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez.

El magistrado que preside la vista, José Félix Mata, consideró "necesario que el juicio continúe" y avanzó que será más adelante cuando determine si la grabación realizada al juez presuntamente en su despacho y "manipulada", según la defensa, vulneró sus derechos fundamentales.

Después de la declaración de Alba, que ha comenzado con horas de retraso, tendrá lugar la de Ramírez, aunque sin hora prevista, después de que la extensión de las deliberaciones haya supuesto el retraso de la agenda estimada, que era que el empresario testificara en torno a las 15 horas.

La Sala sí ha admitido el testimonio del administrador único de Seguridad Integral Canaria, Héctor de Armas, a colación de una carta que habría remitido a la defensa y a la Fiscalía haciendo referencia a una supuesta conspiración para tenderle una trampa con las grabaciones.

En esa carta y según ha publicado este lunes el diario 'El País', De Armas detallaría que se trató de un intento de "chantajear" al magistrado Alba para "obtener de ese modo el archivo" de su causa.

Según De Armas, puede demostrar que detrás de lo ocurrido con el juez Alba hubo "una auténtica organización" que "debe ser desmantelada de forma contundente para evitar más sufrimiento y quebranto de la dignidad personal y colectiva".

Alba se enfrenta a una pena de hasta 10 años de prisión e inhabilitación por supuestamente haber manipulado una causa penal iniciada por Victoria Rosell con el objetivo de perjudicarla en su acción política cuando ya era diputada de Podemos.

Ramírez: Alba me dijo que quería cargarse a Rosell

El empresario Miguel Ángel Ramírez ha manifestado al Tribunal Superior de Justicia de Canarias que el juez Salvador Alba le dijo en su despacho que quería acabar con la carrera de su compañera Victoria Rosell y que él se prestó "al juego" porque lo había amedrentado de forma "mafiosa".

"Me dijo que quería cargarse a esa hija de puta, a esa cabrona. Eso es lo que se escucha en la grabación. Quería acabar con su carrera judicial y con su carrera política", ha señalado Ramírez, el testigo que aportó la grabación sobre la que giran ahora buena parte de las razones por las que la Fiscalía solicita que el juez Salvador Alba sea condenado a diez años de cárcel por cuatro delitos.

Ramírez ha alegado que, cuando Alba lo citó a una reunión en su despacho, extraoficial, sin su abogado, decidió tomar "medidas de autoprotección", como la de llegar una grabadora camuflada como una llave de coche, e intentó seguir "el juego" a su interlocutor, un juez que lo había amedrentado con prácticas "propias del Chicago de los años treinta". "Una auténtica mafia", ha enfatizado.

El empresario ha tratado de explicar al TSJC la situación en la que llegó a esa reunión: "amedrentado", ha dicho, después de que un juez que acababa de hacerse cargo de la causa le hubiera puesto la mayor fianza jamás dictada en Canarias -35 millones-, lo que le hizo perder clientes, y hubiera amenazado a su entonces socio Héctor de Armas con detenerlo si no acudía a declarar sin demora, a pesar de que pedía un aplazamiento para recibir un tratamiento oncológico.

Por eso, ha dicho, intentó ganarse su confianza y se prestó a contarle lo que creía que estaba buscando, aunque no fuera cierto, ya que desde el primer momento de su reunión vio que "valía todo".

Sin embargo, también decidió tomar "medidas de autoprotección", como la de grabar su conversación, guardar una copia en una caja fuerte y formatear el dispositivo, para que cuando lo entregara al juzgado nadie pudiera manipularlo y solo pudieran llegar al archivo de audio lo expertos de la Guardia Civil, como luego ocurrió.

Las partes le han insistido en este extremo porque la defensa de Alba ha entregado una carta en la que el exsocio de Ramírez, Héctor de Armas, dice que ese audio se editó y transcribió en presencia de Victoria Rosell y de su pareja, cosa que el testigo ha negado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?