Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Una sentencia pionera permite al Policía Nacional de Córdoba con una pierna biónica volver a su trabajo este lunes

Espera que su proceso sirva a otros compañeros en la misma situación

Rafael Prieto, en Radio Córdoba. /

"Yo he peleado porque éste es mi sueño y no iba a permitir que me dijeran que no podía. Soy joven. había gente que pensaba que no lo iba a conseguir porque era una lucha contra el Estado. Ha sido una batalla titánica, David Contra Goliat". Pero yo veo siempre el vaso medio lleno y sabía que tenía que imperar el sentido común".

Así ha expresado en Hoy por Hoy Córdoba su felicidad Rafael Prieto. El joven policía nacional que ha conseguido su reingreso en el cuerpo, en el que había sido jubilado por tener que usar una pierna biónica tras un accidente de moto en 2015.

Desde aquel accidente en el que perdió la pierna, Rafael ha tenido que pasar todo un "periplo" administrativo que le llevó primero a pasar a segunda actividad y luego a la jubilación. A pesar de su buen estado físico, más allá de la discapacidad que pueda suponer el uso de una pierna biónica, los tribunales médicos de la Policía lo dejaron fuera del cuerpo al que tanto le costó llegar.

Rafael no se ha rendido en ningún momento y tras un proceso de casi 4 años, el Juzgado de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional le ha dado la razón y ha ordenado su reincorporación. "Yo siempre he querido trabajar", ha insistido. Recientemente, la Dirección General de la Policía le ha comunicado su reingreso en el cuerpo en Córdoba y lo hará el próximo lunes 8 de julio.

El agente ha explicado que comprende que la sentencia sea pionera, porque el proceso es "costoso" y "difícil" y le consta que muchos compañeros en su misma situación tiraron la toalla. Por eso espera que esta sentencia sirva para futuros casos de agentes que sí puedan trabajar en los puestos adecuados.

"Estoy capacitado para casi todo el catálogo de puestos salvo tareas de calle que conlleven un alto esfuerzo físico. A nivel deportivo estoy preparado pero por mi seguridad, el de mi compañero el ciudadano yo no voy a exponerme en la calle. Pero sí en comisaría. En unos días voy a demostrar que se equivocaban y que se puede", cuenta satisfecho.

La familia de Rafael está feliz. Y él, a partir del lunes, aún más.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?