Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Acusan al Ayuntamiento de Valencia de devaluar la figura de "Agente de Igualdad" y el consistorio lo niega

El Ayuntamiento del cap i casal no exige el máster específico a los graduados que pueden optar a esos puestos de la escala A1 de la administración.

La retirada, por parte del Ayuntamiento, del requisito de contar con un máster específico para los candidatos a Agentes de Igualdad y su eliminación devalúa esa figura obligatoria en la administración y en todas las empresas de 50 trabajadores o más. Según fuentes consultadas por la SER y colectivos feministas esta eliminación, que no entienden, podría buscar facilitar el acceso de determinadas personas a ese puesto. Las mismas fuentes subrayan que es una figura regulada por un Real Decreto de 1994  y que no respetarlo es intrusismo profesional.

Sin embargo, desde el consistorio aseguran que se han visto obligados a hacerlo así porque la figura de "Agente de Igualdad" no está bien regulada por el estado. "El máster no es un grado" y no se considera, por tanto, obligatorio. Exigirlo, más allá de considerarlo como mérito, podría en caso de recurso anular el proceso. Algo que paradójicamente no ocurre con los "promotores de igualdad", figura de rango menor, pero perfectamente definida. Lo ha explicado a la SER quien fuera concejal de personal la pasada legislatura, Sergi Campillo.

La de "Agente de Igualdad" es una figura creada en su día, desde la Unión Europea, con unas funciones muy concretas. Se encargan de asesorar, diagnósticar posibles casos de desigualdad, además de proponer, coordinar, informar, diseñar, impulsar, implementar y evaluar las políticas dirigidas a la consecución de la Igualdad de Mujeres y Hombres.

Según las fuentes consultadas por la SER "un químico, un físico, un matemático... cualquier graduado sin idea de género podría conseguir la plaza de agente de igualdad grupo A1 contraviniendo la normativa europea y cometiendo el delito de intrusismo profesional".

Hasta la modificación de los criterios para acceder a este puesto de la escala A1 de la función pública, con un sueldo de más de 2.300 euros brutos, y de acuerdo con la legislación, se exigía un máster específico de más de 2200 horas. Pero como consta en el Boletín Oficial de la Provincia de Valencia en la convocatoria de cuatro plazas de agentes de igualdad para el ayuntamiento de Valencia, se renuncia al máster y cualquiera con un grado puede acceder. "Un coladero", según los denunciantes. Algo que niega de forma taxativa Campillo desde el momento en que el proceso oposición exige un temario y pruebas prácticas específicas de las que los ediles responsables son totalmente ajenos.

Sin embargo, las fuentes consultadas por la SER siguen sin verlo claro y recuerdan que no es la primera vez que la gestión municipal de las políticas sobre violencia contra las mujeres arroja dudas en referencia a los recientes vaivenes de la concejala responsable con el destino de los fondos que el gobierno central aporta para luchar contra la violencia de género y que en un primer momento quiso dedicar a programas de reeducación de maltratadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?