Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Los atropellos de lobo en la A-1 y la N-110 ponen en riesgo a la especie en el Sistema Central

Es la conclusión de un estudio que revela que han muerto en las carreteras veintidós lobos en solo tres años y medio

Vallado de la A-1 en mal estado /

La asociación Circinaria, Estudio y Conservación han elaborado un importante informe con el censo de los lobos atropellados en las carreteras de todo el país, así como el impacto de estas muertes en las poblaciones de esta especie protegida.

En la última década se han establecido cinco grupos de lobo ibérico en el Sistema Central, en un área que está atravesada por la autovía A-1 y la carretera N-110, en las provincias de Madrid y Segovia. En esta zona habría una población estimada de veinticinco ejemplares, frente a los veintidós lobos que han muerto atropellados aquí en los últimos tres años y medio. El presidente de Circinaria, Raúl Ablanque cree que esta situación contrasta con la postura de la Consejería de Medio Ambiente que niega que los atropellos sean un problema relevante.

Ablanque ha explicado que la solución pasa por ejemplo en la A-1 que su vallado sea reparado, y la creación de pasos de fauna en el resto. Evitamos además que se produzcan accidentes de tráfico peligroso también para los conductores de estas vías.

En concreto en la A-1 desde 2016 hasta mayo de 2019 han muerto diez lobos en un tramo de veintidós kilómetros entre La Cabrera y Cerezo de Arriba, ya en la provincia de Segovia. Allí en la N-110 se han detectado seis lobos atropellados en el mismo periodo.

El estudio de Circinaria también señala otras seis muertes en la M-608 en concreto en Manzanares El Real y Guadalix de la Sierra, pero también en la M-600 en San Lorenzo del Escorial o en la M-137 en Madarcos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?