Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Las enfermedades de transmisión sexual también se manifiestan fuera de la zona genital

En los meses de verano se disparan las infecciones porque hay más relaciones.

Imagen de archivo de una pareja /

Los dermatólogos alertan de que muchas enfermedades de transmisión sexual a menudo se manifiestan fuera de la zona genital. Úlceras, costras y otras lesiones pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo, a pesar de que la infección se haya producido por un contacto sexual. Ahora en verano se disparan las infecciones porque hay más relaciones.

Tenemos que sospechar de cualquier erupción, llaga o descamación que nos pueda salir en todo el cuerpo si hemos tenido sexo ocasional sin preservativo, incluyendo el sexo oral. Incluso si la lesión desaparece, se tiene que consultar con el médico.

"Pueden aparecer en un muslo, un dedo, en la boca, en la lengua, en los labios... Puede salir una llaga o puede parecer un herpes que muchas veces se termina curando. Algunas de estas lesiones cutáneas, al cabo de dos o tres semanas se han curado solas. Incluso puede ser que no duelan, pero la enfermedad queda latente y va evolucionando", explica el jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el doctor Vicenç García Patos.

Se han disparado en 10 años

La pérdida del miedo al VIH ha provocado un incremento vertiginoso de las infecciones de transmisión sexual, según alertan los dermatólogos. Dolencias como la gonorrea, la sífilis y la clamídia se han disparado en los últimos 10 años, por culpa de la caída del uso del preservativo.

En la última década, el uso del preservativo ha bajado 9 puntos entre los jóvenes de 15 a 18 años. A la vez, los casos de gonorrea se incrementaron un 26% anual entre 2013 y 2017, especialmente entre jóvenes de 20 a 24 años, entre los cuales también se registraron las tasas más altas de sífilis y clamídia, según datos del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

"Los jóvenes de estas edades no vivieron la pandemia del VIH de los años 80 y 90 y no le tienen miedo. Saben que en este momento es una enfermedad tratable y que no comporta un riesgo vital. Eso ha hecho que unos hábitos a los cuales habíamos llegado después de mucho trabajo, la prevención con la utilización de preservativos, los estamos perdiendo porque la gente se ha relajado", lamenta el doctor García Patos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?