Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Será un mandato bronco

La corporación local arandina aprueba la distribución de las comisiones informativas con las críticas de la oposición sobre la proporcionalidad de sus miembros

La corporación, antes de comenzar el pleno, guardó un minuto de silencio por el asesinato de la joven de Salas de los Infantes, Mónika Asenova /

El mandato municipal empieza a andar con las primeras discrepancias entre gobierno y oposición a cuenta de la composición de las comisiones informativas. La corporación celebraba este lunes un pleno extraordinario para resolver algunas cuestiones relacionadas con la organización de la propia corporación municipal, que no varían respecto al mandato anterior en lo fundamental, como la periodicidad de los plenos o las retribuciones que cobrarán los concejales por su asistencia a estas sesiones o a las de las comisiones informativas o, en su caso, las de la Junta de Gobierno local. En este aspecto, los ediles del equipo de gobierno y los portavoces de los grupos podrán llegar a un máximo mensual de 1.010 euros, mientras que para el resto el tope es de 777 euros, con excepción de la alcaldesa, que continúa acogiéndose al régimen de dedicación exclusiva que establece para este caso un sueldo anual bruto de 54.979 euros repartido en 14 pagas. Al margen de estas retribuciones, los grupos políticos municipales seguirán disponiendo de subvenciones mensuales para sus gastos de funcionamiento que varían en función del número de concejales, oscilando entre los 978 euros a los que tiene derecho el PSOE como grupo más mayoritario y los 606 asignados para IU, que tiene un único representante.

La mayor parte del debate de esta sesión giro en torno a la composición de las comisiones informativas correspondientes a las ocho áreas municipales en las que queda estructurada la gestión municipal. En la Junta de Portavoces previa a la convocatoria de este pleno había cuatro propuestas diferentes, planteando finalmente el equipo de gobierno que tengan un total de 10 concejales: 3 del PSOE, otros tantos del PP y un representante de cada uno del resto de los grupos políticos. El portavoz de Ciudadanos, como responsable de Régimen Interior, explicaba que esta fórmula es la que guarda mejor el equilibrio entre proporcionalidad y operatividad. “No nos podemos acercar al 100% en cuanto al equilibrio que hay en las fuerzas del Pleno, pero evidentemente, esta es una de las que más cerca le anda en cuanto a proporcionalidad y operatividad”, justificaba Francisco Martín Hontoria.

No están de acuerdo con ello varios grupos de la oposición, especialmente el PSOE, que votó en contra. Este partido, aunque retiró finalmente una enmienda en la que proponía que las comisiones sean de 11 concejales, con cuatro representantes suyos, por ser la lista más votada, en el debate su portavoz, seguía manteniendo esta fórmula. “Ciudadanos lo da por bueno porque forma parte del equipo de gobierno, pero esta proporcionalidad y operatividad que defiende el equipo de gobierno es beneficiosa fundamentalmente para las tres derechas, por eso lo defendían a capa y espada, pero desde el grupo municipal socialista entendemos que las comisiones de 11 cumplirían mejor la proporcionalidad otorgada por las urnas, porque el PSOE fue la lista más votada, tenemos un concejal más que el PP y esto no se refleja en las comisiones de 10”, argumentaba Mar Alcalde.

Hubo dos grupos que se abstuvieron, Podemos e IU. El concejal de este último fue especialmente crítico con el equipo de gobierno, criticando la falta de transparencia del pacto alcanzado entre PP y Ciudadanos. “Es un equipo de gobierno formado sin que la ciudadanía, ni mucho menos el resto de partidos, sepamos qué se va a hacer; no ha trascendido ni una sola propuesta, más que el reparto de sillones, por lo que parece más un pacto para que la izquierda no pueda gobernar en este ayuntamiento que un pacto con unos objetivos para cambiar Aranda”, criticaba Jonathan Gete, que hablaba de la opción de que haya cuatro comisiones informativas con 10 concejales y otras tantas con 11 para afinar más en la proporcionalidad de los miembros en relación a la composición del Pleno, pero al no presentar la propuesta en forma de enmienda no se pudo tener en consideración. Finalmente la fórmula del PP se aprobó con el apoyo de Ciudadanos y Vox.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?