Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un estudio avala la instalación del dique flotante para reparación naval en el Puerto de Santa Cruz

Tenerife Shipyards solicitó a la Autoridad Portuaria tinerfeña el permiso de la actividad en 2015

Puertos observa problemas entre la actividad del dique flotante proyectado y la descarga de combustible

Una panorámica del Dique del Este en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife: a la derecha, la alineación de atraque de portacontenedores; a la izquierda en primer plano, la primera alineación del dique de abrigo; a continuación, la alineación más larga de más de seiscientos metros de longitud; al fondo, la tercera alineación del Dique del Este /

La empresa de reparación naval ubicada en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, Tenerife Shipyards, en el año 2015 había planificado entonces la instalación de un dique flotante que permitiera la asunción de varios proyectos a gran escala para la devolver al Puerto esta actividad económica.

Desde entonces, la dilación para el trámite de los permisos y la concesión del uso de la lámina de agua situada (460 metros lineales) en la zona más próxima a la concesión ya dada del espacio en tierra de las instalaciones en el Dique del Este, ha dejado escapar proyectos por valor de más de veinte millones de euros solo durante 2018 según reconoce la empresa.

Superada la propuesta de la Autoridad Portuaria para la instalación del dique flotante en Granadilla, donde más del cincuenta por ciento de los días del año no es posible realizar operaciones de este sector, Puertos de Tenerife planteó que hiciera uso de la zona central del dique del Este para las reparaciones.

En primer plano, a la derecha, se oberva la tercera alineación del Dique del Este; detrás, la segunda alineación y al fondo, un buque portacontenedores junto a la primera alineación del dique de abrido del Este en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife. / Cedida

Puertos justificó la ubicación por motivos de operatividad del resto buques en el dique utilizado también para la descarga de grano, de combustible, de contenedores y como atraque de plataformas petrolíferas.

En concreto, Puertos remitió en un informe al menos a siete empresas –entre ellas algunas operadoras en el Puerto de La Luz y de Las Palmas- algunos de los inconvenientes observados y, sobre todo, subrayó la importancia de las operaciones de carga y descarga de combustible.

Según este informe fechado el 25 de abril de 2019, Puertos señala que “las tomas actuales de carga y descarga de combustible se encuentran en la primera alineación del Dique del Este y el resto de tomas quedarán todas ellas dentro del ámbito de la concesión modificada”. Además, destaca que podría “comprometerse el abastecimiento de combustible al resto de islas en los casos de inoperatividad de los atraques de La Hondura” si no se “habilitan nuevas instalaciones” que consistirían en la “prolongación de las líneas y nuevas tomas fuera del ámbito de la concesión”, esto es, la tercera alineación del Dique del Este. Además, técnicos del puerto subrayan en este informe que antes de otorgarse la concesión “la plataforma petrolífera West Eminence y el buque perforador DS3 deberían abandonar sus actuales atraques” situados al comienzo de esta zona del Puerto.

Además, la movilidad de los buques portacontenedores reúne una gran parte de la concentración de discordancias entre la concesionaria y Puertos, pues los primeros consideran que su actividad tan solo se puede optimizar si se sitúan sus operaciones junto a su infraestructura ya dedicada a la construcción de piezas, reparación de pequeñas naves y soldaduras entre otras actividades.

sETECIENTOS PUESTOS DE TRABAJO

Según las estimaciones de Tenerife Shipyards, la instalación del dique flotante implicaría la contratación directa de entre 700 y 1000 personas en plantilla. Actualmente la conforman 135 personas más los que se suman temporalmente a cada uno de los proyectos que llegan hasta el Puerto.

Además, durante el año 2018 se desarrollaron siete proyectos que supusieron 13 millones de euros de ingresos, algunos de ellos desarrollados con buzos como consecuencia de que la actividad de reparación se produce mientras flotan los buques.

Según un informe elaborado por la empresa especializada en movilidad portuaria Engineering, Resources and Development (ENRED) al que ha tenido acceso la Cadena SER, el dique flotante dedicado a la reparación naval ocuparía 230 metros de lámina de agua en la segunda alineación en el Este por lo que quedarían otros 202 metros libres antes del dique flotante.

Este informe se ha basado obteniendo como referencia un buque portacontenedores de Tipo E, de los de mayor envergadura que operan en el mundo con 399 metros de eslora y que en Tenerife ha atracado un buque similar en menos de cinco ocasiones.

Atendiendo a sus características, este buque portacontenedores tan solo dejaría espacio para operar a otro de la mitad de su tamaño en su misma línea de atraque. Para la operación de entrada y movilidad dentro del dique de abrigo, la separación de este buque en su punto más próximo con el dique flotante, siempre según este informe emitido el 10 de julio del 2018, sería de 39 metros si se atiende a la ubicación preferente de la Autoridad Portuaria mientras que se calcula que sea de 54 metros si se ubicara en la más próxima a la zona de trabajo de los nuevos rellenos del Este y junto a las instalaciones de Tenerife Shipyards.

Según los propios datos del Puerto de Santa Cruz, el dique del Este en su segunda alineación tiene una longitud de 696,5 metros: en la primera 181m. y en la tercera 315m.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?