Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Los toros en Pamplona se corren pero no se tocan

Actitudes como agarrar un pitón del toro o posar la mano en el lomo pueden acarrear 6.000 euros de multa

Los toros de José Escolar corren por la Estafeta; un mozo ataviado con una camiseta naranja corre asiendo el pitón izquierdo de un astado, mientras otro posa su mano sobre el lomo del mismo animal / ()

Policía Municipal ha identificado y denunciado por infringir la normativa del encierro con 1000 euros por infracción grave y ser la primera vez, a un joven que durante un tramo de recorrido del tercer encierro, se agarró al cuerno del toro. No ha sido fácil, ya que tras la carrera se quitó la camiseta, apunta la Policía Municipal.

Todas las mañanas la multitud de cámaras que filman centímetro a centímetro y segundo tras segundo de los encierros de Pamplona dan testimonio de comportamientos indebidos por parte de algunos corredores. Esas actitudes son especialmente llamativas en algunos casos y la Policía Municipal se encarga de perseguirlas. Más allá de los registros de los medios de comunicación o de particulares con sus móviles, el recorrido del encierro está sembrado de cámaras de alta precisión cuyas imágenes permiten comprobar a los agentes de la Policía de Pamplona todos los detalles en el comportamiento de los mozos.

Un toro de José Escolar corre hacia la entrada del callejón mientras un corredor posa su mano en los lomos del animal. / Daniel Domench (EUROPA PRESS)

Desde el cuerpo policial no entran a concretar si están investigando unos casos u otros en concreto pero hay ejemplos que llaman la atención como el del corredor denunciado, corredor que en el encierro de los toros de José Escolar recorrió varios metros asiendo el asta izquierda de uno de los bureles. En este caso el corredor era claramente identificable por su camiseta, circunstancia  buscada a menudo por este tipo de aficionados al encierro para satisfacer su ego. Ese afán de protagonismo desmedido puede acarrear una sanción de hasta 6.000 euros. Esa es la cuantía máxima que puede acarrear una infracción grave de la ordenanza del encierro, aprobada por el ayuntamiento de Pamplona en 2014. Así, una de las infracciones graves previstas es "tocar a las reses o llamar su atención, de cualquier forma y por cualquier motivo, en el itinerario o en el ruedo de la plaza, salvo que se realice para evitar una cogida".

También recogido en esa misma categoría de infracciones graves el acto de "correr hacia las reses o detrás de ellas creando peligro". Y otra de las más habituales: la de los corredores que se graban con el móvil. Pues bien, no está permitido "utilizar cualquier medio reproductor de imagen o sonido dentro del recorrido o de los vallados reservados, sin la debida autorización".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?