Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Polémica en los encierros

La tónica de los encierros se generaliza: rápidos y limpios

Sin embargo, los mozos comentan que los animales vienen "preparadísimos" y eso impide disfrutar de carreras en las astas

Los toros de la ganadería de Jandilla enfilan la calle de la Estafeta durante el cuarto encierro de los Sanfermines 2019. / ()

La tónica de los encierros se generaliza día tras día: rápidos y limpios. Sin embargo, a los mozos cada vez les cuesta más hacer carreras delante de las astas. Una de las razones de la velocidad de los toros es el antideslizante. Alrededor de 1.500 litros aplicados en el recorrido, desde el final de la cuesta Santo Domingo, Mercaderes y los primeros metros de la calle Estafeta. 

Pero parece que no es solo el adoquín lo que influye. Los corredores hablan de que cada vez los animales vienen más preparados. Teo Lázaro es un veterano en los encierros, que lleva 29 años viniendo a Pamplona. "Los cabestros vienen preparadísimos y eso impide que podamos disfrutar de carreras en las astas", comentaba Lázaro. Y añade también que "el año pasado ya se empezó a notar".

Este mozo que corre desde el final de la cuesta de Santo Domingo, donde arranca su carrera hacia el ayuntamiento y continúa hasta Mercaderes, ha explicado que los cabestros vienen abriendo manada y cubriendo completamente a los toros.

Lejos han quedado las ocasiones en las que los animales se descolgaban de la manada, se volvían y costaba hacerlos regresar a la plaza. "El toro por naturaleza busca ir hermanado, además suelen venir entrenados para la posterior lidia. Esto hace que si alguno queda descolgado, en vez de defenderse, buscan enseguida la estela de sus hermanos. Por eso es muy difícil encontrar un hueco para entrar en la cara", comenta el corredor Teo Lázaro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?