Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

La economía riojana crecerá con contención y creará 4500 empleos hasta finales de 2020

Billetes de 500 euros / ()

El Servicio de Estudios de BBVA prevé un crecimiento del PIB para La Rioja del 2 por ciento en 2019 y del 1,7 en 2020, según el informe 'Situación La Rioja' que ha sido presentado esta mañana en Logroño. "Se observa una cierta tendencia a la desaceleración", ha indicado el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, que no impediría, en todo caso, la creación de 4500 nuevos empleos en nuestra comunidad hasta el final de 2020.

De cumplirse esta previsión, la tasa de paro en La Rioja caería hasta el 9,6 por ciento. Quedaría todavía 1,7 puntos porcentuales por encima de los niveles previos a la crisis económica (2008).

Las razones que llevan a esta continuación del crecimiento económico riojano -en consonancia con el escenario nacional e internacional-, podrían resumirse en tres puntos, según valora Cardoso. El primero, los bajos tipos de interés, que ayudarán a continuar con el crecimiento del gasto de las familias. A ello se suman los moderados precios del petróleo, que mantendrán los costes de las empresas "relativamente bajos" y, por último, la política fiscal, que continuará aportando al crecimiento en los siguentes años.

No obstante, el estudio rebaja sus previsiones de crecimiento para La Rioja durante 2019 (anteriormente situadas en un 2,6 por ciento). Entre los factores que explican este descenso en el pronóstico, se encuentra el menor aumento del consumo privado, pues la demanda pospuesta durante el periodo de la crisis se va a gotando. Además, la reducción de las exportaciones riojanas por la debilidad de la demanda europea y algunos factores puntuales de oferta; o la moderación del crecimiento del sector turístico son algunas de las causas que explican esta moderación.

A pesar de los datos aparentemente positivos, desde 'BBVA Research' alertan de que "existen riesgos". La mayor parte, provienen del entorno internacional y las tensiones comerciales existentes, "particularmente importantes para una economía tan abierta como la riojana". Por otro lado, destacan que un 'Brexit' sin acuerdo tendría un impacto directo sobre La Rioja, dada la importancia del mercado británico sobre las exportaciones del vino, en especial de la DOC Rioja.

Y por último, el informe 'Situacion La Rioja' alerta de la "incertidumbre" en materia de política económica, que podría afectar a las decisiones de gasto de familias y empresas y que ya han tenido consecuencias negativas en materia de confianza de agentes y sus decisiones en consumo e inversión.

Miguel Cardoso ha señalado también algunas "tensiones en sectores particulares", en referencia a la caída de la producción industrial, relevante en el caso de La Rioja. Una tendencia compartida con el conjunto de la economía española. El reto, ha indicado, es "tratar de incrementar las dotaciones de capital humano" para buscar hueco en los nuevos sectores en los que La Rioja podría ser competitiva a nivel internacional. "Sectores intensivos en mano de obra cualificada, ese es el gran reto de ahora en adelante", ha puntualizado.

Crecimiento contenido

En los dos primeros trimestres de 2019, el Producto Interior Bruto riojano podría estar creciendo alrededor de un 0,6 por ciento en cada trimestral, dos décimas por encima del promedio registrado el año anterior.

Las previsones del Servicio de Estudios de BBVA, prevén un crecimiento que se acelera ligeramente en 2019 respecto a años anteriores (un 2 por ciento, frente al 1,7 registrado en 2018), pero que volvería a sufrir una leve desaceleración en 2020, volviendo al 1,7 por ciento. "Esperamos que los datos se acerquen mas al 2 por ciento, que al 1,5 que hemos venido observando en los últimos años", ha apuntado el economista jefe de 'BBVA Research', quien también ha recalcado que el crecimiento riojano está por debajo del promedio nacional.

Si las previsiones se cumplen, La Rioja sumaría siete años de recuperación económica y recuperaría los niveles de PIB previos a la crisis, tanto en términos absolutos como per cápita.

El contexto internacional, es importante. La estabilización de la actividad económica mundial y el menor crecimiento de la eurozona y EEUU tienen consecuencias sobre nuestra región. La mayor líquidez y bajada de tipos a la que ha conducido esta situación, favorecerá la demanda interna y, en particular, el sector inmobiliario y la inversión productiva regional.

Y es que las decisiones del BCE también afectan. Porque saber que los tipos de interés no aumentarán supone una "certidumbre importante", aunque se trata de un estímulo que "cada vez aporta menos al gasto de las familias", ha explicado Cardoso.

4500 NUEVOS EMPLEOS HASTA 2020

La tasa de paro caería hasta el 9,6 por ciento de confirmarse las previsiones del informe 'Situación La Rioja'. La creación de 4500 nuevos empleos en la región situaría esta tasa a niveles todavía superiores a los existentes en 2008 (en concreto, 1,7 puntos porcentuales).

Esta recuperación del empleo es heterogénea en términos territoriales. En el primer semestre de 2019, la creación de puestos de trabajo se está concentrando en el entorno del área urbana de Logroño. En concreto, seis municipios concentran mas del 60 por ciento de la afiliación. Con todo, y según los pronósticos, a finales del año 2020 el nivel de empleo en La Rioja estará 4,2 puntos por debajo de lo que estaba en 2008.

La dificultad para cubrir algunas vacantes, el significativo nivel temporalidad y precariedad en el mercado laboral, o el alto porcentaje de jóvenes desempleados, son algunos de los retos que tiene la economía riojana tiene por delante.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?