Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma en España

Carmona: "La sentencia del Tribunal Supremo no modificará la estrategía"

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona,afirma que se va a mejorar "la navegabilidad sin tocar el fondo" y aboga por seguir investigando y mejorar ambientalmente el río

Carmona: "La sentencia del Tribunal Supremo no modificará la estrategía"

Puerto de Sevilla

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha afirmado que la decisión del Tribunal Supremo (TS), que ha anulado el Plan Hidrológico de Guadalquivir en lo que se refiere al dragado del canal de navegación del río, no modifica la estrategia que se está llevando a cabo en la actualidad y que se basa favorecer el desarrollo ambiental del río, una línea en la que ha invitado a participar a sectores como los arroceros, las universidades o a entidades ecologistas.

En un encuentro informativo organizado por la Asociación de Directivos de Andalucía, Ceuta y Melilla, Carmona ha dejado claro que la mejora de la navegabilidad de la ría pasa por un trabajo en común con los distintos sectores y subraya que el camino que actualmente se desarrolla "va por un lado muy distinto a ese dragado de profundización, trabajando en la mejora ambiental".

Así, incide en que se cumplirá una sentencia que "lo que sólo confirma la suspensión de un proyecto ya suspendido porque estábamos en otro camino". Carmona añade que ese "otro camino", bajo el lema 'Working with nature', está dando buenos resultados, aunque reconoce que "no es suficiente".

Explica que se necesita un conocimiento más profundo del estuario, tras detallar que ya se cuenta con más información de las mareas gracias a los acuerdos de investigación impulsados con diversas universidades y con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Ese conocimiento de las mareas ha permitido acompasar la entrada y salida de buques de mayor calado, que crece hasta 20 centímetros con la marea alta, lo que ha supuesto poder traer unas 300 toneladas más de carga por trayecto.

Para Carmona, "'Working with nature' es una forma de acometer los retos no solo minimizando los impactos en el entorno sino también favoreciendo el desarrollo ambiental. Se trata de promover soluciones proactivas que consigan las metas marcadas con todos los actores para el estuario". "Tenemos todas nuestras esperanzas en este modo de trabajo", afirma.

En este marco, recuerda que se continúa trabajando para abordar temas como el origen de la turbidez del río, del tapón salino y en la mejra del conocimiento del estuario. Al hilo de ello, incide en que "no se está hablando de rebajar 50 centímetros en toda la ría, sino en puntos clave y analizarlo para ver qué podría suceder y si podía afectar o no la salinidad". "Vamos a mejorar la navegabilidad sin tocar el fondo. Mientras haya más agua, habrá más profundidad y más calado", concluye.

De hecho, indica que los arroceros le plantearon en la última reunión que la salinidad del río estaba "disparada" y lo achacaban a la realización del dragado de mantenimiento que se realiza periódicamente para eliminar sedimentos. Sin embargo, Carmona les trasladó que no se ha dragado desde hace un año y medio porque aún no se ha iniciado el último programado. "El agua está turbia y eso no lo provocan los barcos y el río tiene sal por la ría, porque las mareas llegan hasta Alcalá del Río a diario dos veces", insiste.

"Ese dragado supone limpiar los sedimentos de las lluvias por lo que alguien inicio la estrategia equivocada en el 1999 y el camino que estamos trazando ahora se basa en conocer mejor a la naturaleza", agrega. Carmona recuerda que, "tras plantearse en su momento el dragado de profundización y construir una nueva esclusa de 200 millones, han pasado 19 años y no se ha hecho porque se ha enfocado mal, sólo con una visión economicista".

Por todo ello, aboga por ver cuál es "el mejor momento" para que los barcos accedan al puerto y ver cómo influyen los sedimentos en la parte final del estuario, qué esta pasando con la fauna del río y si pueden sobrevivir con tanta turbidez. Subraya que su objetivo es favorecer la entrada de buques, pero "no estamos locos" y no plantea la entrada de grandes cruceros de 4.000 personas, como ocurre en Málaga, ni grandes cargueros de petróleo o gas, como en Huelva.

 

Asimismo, Carmona ha defendido que los puertos han de ser competitivos pero "no competir entre ellos", advirtiendo de que no le gusta la "competencia desleal y que haya operaciones de captación de clientes tirando precios". "No se pueden lanzar cantos de sirena para que los operadores se vayan a ese puerto", afirma, apostando por la coordinación del tratamiento logístico.

En este sentido, considera que se tiene que estudiar cómo ser competitivos. "Algeciras está entre los más potentes de España y es de tránsito, un puerto distinto al de Málaga, más especializado en cruceros, o el de Cádiz, mientras que el de Huelva es industrial. Esa armonización tiene que producirse", sentencia.

 

Al respecto, pone en valor la conexión que tiene Sevilla con el Puerto de Sines, a la par que ya trabaja para conectarse también con Valencia, advirtiendo de que "desde el nivel de eficiencia no es factible hacerlo con el Puerto de Algeciras.

También, plantea desarrollar la estrategia adecuada con respecto al Puerto de Tánger, señalando que en el reciente viaje realizado por la Junta de Andalucía a Marruecos se "vio que la conexión con Canarias puede tener mayores cargas encontrando operaciones en algún puerto de este país".

 

Por otro lado, ha anunciado que se está analizando poner en marcha una ruta de cruceros que recorra Andalucía, desde Sevilla, pasando por Málaga y Almería, y volviendo por el norte de África y Cádiz.

En su intervención, Carmona ha defendido en todo momento la acción del puerto amparada en el plan estratégico suscrito hace poco y que pretende realizar un importante cambio en la gestión. Así, subraya que el Puerto no pretende ser percibido como una administración al uso, sino "más como un socio empresarial".

 

También, se centra en el fomento del desarrollo tecnológico y la innovación para garantizar su eficiencia, un marco en el que se promueve una incubadora de 'start up' para el futuro de la ría. Mientras se potencia la planificación de una segunda área logística, se avanza en la apertura del puerto a la ciudad, siguiendo el ejemplo de Barcelona con el distrito 22@, y en otoño se sacarán ya los 55.000 metros cuadrados de suelo para servicios avanzados en la avenida de Las Razas.

En la misma línea, se incide en el impulso a la digitalización, apostando por la automatización de los sistemas portuarios con el control remoto de las maquinarias, trabajando a la par en la reducción de la basura, el reciclaje y la apuesta por la economía circular.

 

De hecho, en su apuesta por el medio ambiente, la Autoridad Portuaria profundizará en el uso de las energías renovables y ha anunciado la puesta en marcha de una planta solar, que se colocará en los techos de sus edificios y en las parcelas delimitadas como aparcamiento, así como una torre eólica para autoconsumo.

Por ultimo, Carmona menciona que los puertos actualmente están identificando las tecnologías que más les satisfacen para invertir en ella, dejando claro que "no se pueden perder oportunidades ante la tecnología 4.0". "Los puertos tendrán una transformación radical y Sevilla ya ha iniciado ese camino. Hay una tendencia a favorecer las sinergias y el objetivo de las autoridades portuarias es encontrar proyectos de ese tipo", sentencia.

 


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?