Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Audiencia condena a Matas a 10 meses de cárcel por el caso Son Espases

Considera que la mano del presidente estuvo presente "en todo el procedimiento, en todas las fases y en todos los actos"

Nueva condena para Jaume Matas por corrupción. La Audiencia Provincial de Palma ha condenado al ex president del Govern a 10 meses de cárcel y 10 años de inhabilitación para cargo público por el caso Son Espases. Matas había aceptado cuatro meses pero ve incrementada su condena hasta los 10. A los otros tres condenados, la ex consellera de Salut Aina Castillo, el que fuera responsable del Ib Salut, Sergio Bertrán y el empresario Jesús Peinado, les condena a penas de multa por prevaricación y fraude. El caso Son Espases juzgó el intento de amaño para adjudicar la construcción del hospital a la empresa OHL y la concesión presuntamente irregular de un trabajo a la empres Global PM.

Durante el juicio, el expresident admitió el delito de fraude aceptando cuatro meses de cárcel pero rechazó en todo momento del de tráfico de influencias. Ahora el tribunal considera probado que sí que presionó al presidenta de la mesa de contratación para que el concurso de Son Espases fuera a la empresa OHL. Castillo deberá pagar 4.800 euros de multa para no ir 8 meses a prisión. Bertrán y Peinado tienen que abonar 5.760 euros para sustituir la condena de un año de cárcel. Los tres están inhabilitados para cargo público entre 10 y 13 años.

Las juezas señalan que la mano del presidente estuvo presente en todo el procedimiento, en todas las fases y en todos los actos. Sostienen que el relato fáctico demuestra que Matas es poderoso, no tiene miedo y realiza actuaciones por su cuenta. Todas las adjudicaciones, dicen, eran para beneficiar a OHL, aún cuando todo se frustró como consecuencia de una noticia en prensa.

La sentencia considera probado que Matas quería controlar o influir en el proceso de adjudicación para construir el hospital de Son Espases y para ello ordenó la contratación de su empresa de cabecera Global PM, que se encargaba de valorar las ofertas que concurrían. Un trabajo, recuerdan las juezas, por el que ya se pagaron 70.000 euros a otra empresa. Se consigue que se abrace sin rechistar el informe de Global PM, reza la sentencia, que se había elaborado incluyendo las prescripciones técnicas favorables a OHL, con una influencia total sobre la mesa de contratación.

Por todo ello, las juezas condenan a Matas por un delito de tráfico de influencias, ya que consideran que se influyó sobre el órgano de contratación, sobre el director general del IB-Salut y sobre las valoraciones técnicas de los proyectos.

Todo el proceso, dicen, obedeció a la orden de hacer efectivo el deseo del presidente para que la concesión se adjudicara a OHL y se realizaron con la conciencia de que se estaban ejecutando las órdenes de Matas. Sobre el beneficio económico, la sentencia señala que no ha sido cuantificado y fue introducido vía informe por las acusaciones, por lo que no le imponen una pena expresa de multa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?