Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

40 años después del incendio del Hotel Corona

Los familiares de las víctimas y de los heridos han asistido este viernes a un acto de homenaje en Zaragoza

Las 83 víctimas del Hotel Corona han sido homanejeadas este viernes, 40 años después, en el jardín habilitado para su memoria en Zaragoza. Supervivientes, familiares y autoridades han recordado lo sucedido aquella mañana del 12 de julio de 1979, un terrible suceso que a día de hoy todavía sigue siendo un misterio.

El jardín de la avenida José Atarés ha sido por segundo año el lugar elegido. Allí uno a uno se ha ido nombrando a las víctimas y en su recuerdo se ha colocado una rosa blanca.

Al acto han acudido muchos familiares como Aurora que, hoy, puede contar la historia en primera persona. Ese día perdió a su marido, ambos llegaron al hotel porque "José Luis tenía que ir a trabajar a Pamplona y yo tenía familia en Zaragoza. Al final, ni él fue a trabajar ni yo con los míos porque me sacaron en la cesta de los Bomberos".

Natividad perdió a su padre, militar agregado a la Policia Nacional que llegó a Zaragoza para acompañar a su otra hija que iba a asistir a la entrega de despachos, de su entonces novio, en la Academia General Militar, al final "nunca llegó ese día".

Ambas coinciden al decir que han sido 40 años muy duros en los que se les ha intentado silenciar "como si el hotel Corona nunca hubiese existido", aseguran que "eramos los ignorados de España". 

Las familias han estado arropadas por autoridades de distintos colores políticos. Entre ellos el alcalde, Jorge Azcón, que reconocía que Zaragoza tiene una deuda con estas víctimas a las que se tardó mucho en reconocer y muestra su intención de colaboración con todas las asociaciones victimas de terrorismo.

Entre los asistentes, el exministro de Interior Jaime Mayor Oreja, que tuvo un papel activo en el reconocimiento como víctimas de terrorismo, algo que llegó en el año 2000. En 2009 la justicia dictaminó que el fuego se inició en tres puntos y que para ello fue necesaria la intervención de un grupo organizado. 4 años más tarde, en 2013, la Audiencia Nacional archivo el caso al no poder aportarse más pruebas.

Sin esclarecer

La mañana del 12 de julio de 1979 el humo y el olor a quemado se extendió por toda la ciudad. Apenas eran las 8 de la mañana cuando entró el aviso de un incendio en el hotel Corona. Casualmente, el hotel estaba al 70% de ocupación, en su mayoría militares y familiares que venían a la entrega de despachos de la Academia General Militar, entre ellos estaba el nieto de Franco.

Las primeras informaciones oficiales señalaron que el origen del incendio fue el recalentamiento de 20 litros de aceite de una churrera de la cafetería Formigal, en los bajos del hotel. Una teoría que defiende el periodista Luis Granel tras escuchar uno de los testimonios que recogió. Se trataba del cocinero que, muy afectado, reconoció que se le había prendido fuego la churerra y no pudo apagarlo.

Muchos dudaron de esta teoría y apuntaron a un atentado por el contexto político en el que el suceso se produjo.

 

 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?