Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Abel Caballero dará plantón a Feijóo

Abel Caballero, en su despacho /

El alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, no acudirá a la ronda de reuniones del presidente de la Xunta con los regidores de las ciudades gallegas. "No voy a estar con él porque lo único que pretende es sacar una foto y no va a hacer nada por Vigo. Ya estuve y ya me engañó". Caballero recordó que, "hace justo cuatro años", después de las anteriores elecciones municipales, "en las que saqué 17 concejales de 27", mantuvieron una entrevista en la que "llegamos a acuerdos". "No cumplió ni uno, incumplió todo; hasta bloqueó el área metropolitana". Fue "un inmenso engaño y yo no quiero que Feijóo engañe más a esta ciudad".

En una entrevista en la Cadena SER, Caballero aseguró que el presidente de la Xunta "ya sabe lo que tiene que hacer: tratar a la ciudad como corresponde". "No es una cuestión de entrevistas y de fotos", algo que "se podría hacer" para "simplemente" mantener "la cordialidad y el respeto entre administraciones" pero "de ahí no sale el entendimiento". Por eso, le reclama "realidades", que demuestre que su actitud ha cambiado antes de buscar una reunión. "Que primero actúe y, después, nos vemos. Que haga gestos y empiece inversiones inmediatas rápido. Nos tiene parada una gran obra en Vigo, en la Gran Vía, por razones estrictamente políticas".

Proyecto transversal, "política total"

Caballero, alcalde desde 2007, asegura que el final de su vida política "será en Vigo" pero no tiene prisa porque llegue. "Me volveré a presentar y creo que volveré a ganar; me volveré a presentar otra vez y creo que volveré a ganar... y, después, Dios dirá". Defiende los compromisos "de largo recorrido" y asegura que por la calle lo paran para asegurarse de que no tiene intención de marcharse a otro sitio. "Para mí, lo más importante que se puede ser en política es ser alcalde de Vigo".

De todos los cargos que ha tenido, éste es el que le ha dado "más satisfacciones" y "el más interesante". "Ser alcalde de una ciudad grande es la política total", lo que incluye desde atender a las cosas "del día a día" hasta "asegurarte de que tu ciudad tenga un tren de alta velocidad, de que funcione el aeropuerto o hacer un gran auditorio". "Aquí manejas todo, todo, todo... Tienes que estar continuamente diseñando la ciudad y atendiendo a la gente".

Considera su modelo "completamente nuevo e inédito en la política", el modelo "del diálogo permanente, en el que no se trazan fronteras ideológicas ni en términos territoriales de ciudad ni de clases sociales". Eso provoca "una gran movilización" y que el proyecto resultante sea "de toda la ciudad". "Cuando de cada siete votantes, tres votan a alguien, es porque su proyecto era, compartido, si no no tiene explicación". Y eso trasciende al PSOE y al propio Caballero: "era el proyecto de Vigo".

El regidor querría seguir al frente de la Federación Española de Municipios y Provincias. "Me gustaría continuar, pero es decisión del partido y depende de muchas variables". A la vuelta del verano sabrá si se queda en el puesto.

"La crispación entre la ciudad de Vigo y Feijóo es evidente, porque la ciudad reclama que la Xunta la trate como lo que es, una ciudad de 300.000 habitantes y Feijóo no lo entiende". Por eso niega que el problema sea entre el alcalde y el presidente autonómico. "Es la ciudad la que comparte esta sensación de que la Xunta la trata mal, no desarrolla los proyectos, nos obstaculiza... ¿Cree posible que presenten una candidatura distinta a Cíes Patrimonio de la Humanidad después de que nosotros llevemos cuatro años trabajándola? ¿Creen que se puede parar una obra histórica en la Gran Vía para hacer una calle? La Xunta ya no sólo no hace cosas en la ciudad, sino que se enfrenta, y la ciudad le dio una respuesta tremenda".

"El PP se quedó en el 12% de voto en Vigo y Feijóo tiene que hacer la lectura de lo que sucede en esta ciudad, no sé si hay equivalente en otra, para corregir lo que hace mal". Sin embargo, "por lo que estoy viendo", Caballero "teme" que el jefe del ejecutivo gallego no haya "entendido" lo que Vigo le dijo en las últimas municipales. "No entendió nada". A eso contrapone su resultado, donde un porcentaje de "25 a 30 puntos", unas 40.000 personas "que votaban PP en otras elecciones, esta vez me votaron a mí... ¡40.000!".

El regidor olívico no cambiará su discurso por la proximidad de los comicios autonómicos. "Me es igual: no opero en términos de PSOE ni de elecciones autonómicas". Por eso, "si Feijóo decide tratar a Vigo de la forma en la que tiene derecho a ser tratado y abandona esta actitud de oposición total a todo lo que hacemos, diré que la Xunta se porta con la ciudad". Incluso iría más allá: "si cambia, miel sobre hojuelas; le pongo una alfombra roja, me da igual que sean autonómicas o no: le pongo una alfombra roja y lo felicito en público". Recuerda que no tuvo reparo en hacerlo con el proyecto de la Ciudad de la Justicia o con la presentación de la estación de autobuses: "le dije que me encantaba".

Tampoco cree que el nombramiento de Corina Porro como delegada de la Xunta en Vigo, con un perfil más "dialogante" que el de su predecesor, vaya a suponer un cambio. "En términos de administración, es un cargo político de poco nivel; no es ni siquiera una directora general, no es una secretaria general ni una conselleira". Para él, "la importancia" la tiene lo que haga Feijóo. "¿Va a retirar su candiatura de las Cíes? ¿Va a hacer inversiones? ¿Va a atender a la política social o a la de empleo como tiene que hacerlo? Ésa es la cuestión".

GONZALO CABALLERO PRESIDIRÁ "SIN DUDA" LA XUNTA

"Sin ninguna duda, sin ninguna duda". Caballero, que presume de acertar pronósticos -al menos en las municipales- se muestra así de seguro sobre la posibilidad de que su sobrino Gonzalo presida la Xunta tras las próximas autonómicas. "Feijóo tiene su proyecto político agotado completamente. Está acelerando a toda velocidad porque alguna estrategia política le falló, probablemente Madrid, y ahora, después de mucho abandono, intenta rehacerse en unos días con gestos políticos con poquito contenido".

Está convencido de que los gallegos "quieren ir en un rumbo distinto" y recuerda la "gran ola del PSOE". Ve "muy precaria" la situación de Feijóo, con un liderazgo "muy contestado" por la ciudadanía". "Él también lo sabe" y a eso achaca las actitudes que muestra. "Parece que cambia todo después de las municipales, pero Feijóo sigue siendo el mismo, su gobierno sigue siendo el mismo, las estructuras políticas y el diseño de espacios sigue siendo los mismos y creo que eso tiene un final marcado"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?