Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La Guardia Civil investiga a una compañía eléctrica por el incendio de Gavilanes

El fuego terminó con 1400 hectáreas y fue declarado de Nivel 2

Un agente del SEPRONA realiza labores de investigación en la zona /

La Guardia Civil ha investigado a una compañía eléctrica por el origen del incendio que se inició el pasado 28 de junio en el municipio abulense de Gavilanes y que posteriormente se extendió al término vecino de Pedro Bernardo, arrasando 1.400 hectáreas.

Los agentes de la investigación han logrado esclarecer cómo se inició este fuego cuya causa podría deberse a "la propagación del fuego, al hacer contacto ramas de árboles con tendido eléctrico".

De esta manera, la Guardia Civil, siguiendo las directrices del Plan de Prevención y Actuación en Incendios Forestales, ha esclarecido el fuego que se declaró en este municipio situado en la comarca del Valle del Tiétar, en la vertiente sur de la Sierra de Gredos.

Tras el suceso, las labores de investigación realizadas por los agentes consistieron en localizar la zona en la que comenzaron las llamas, en una parcela poblada de pinar situada el paraje conocido como "Lomo Zapatero", que estaba atravesada por un tendido eléctrico.

La aplicación de una serie de "métodos de evidencias físicas", en el que los análisis derivan al punto de inicio, a la causa y al autor o responsable de las mismas, ha permitido esclarecer el origen del este incendio en dicha parcela.

El lugar en el que comenzaron las llamas coincidía con el paso de un tendido eléctrico, bajo el cual se encontraba una zona arbolada sin podar, cuyas ramas, al hacer contacto con los cables, "provocaron chispas que originaron la propagación del incendio".

Las altas temperaturas de aquellos días y el viento reinante en la zona, dificultaron las labores de extinción de un incendio que fue declarado de Nivel 2 en una escala de 0 a 3, de menor a mayor peligrosidad, lo que obligó a movilizar numerosos medios técnicos y humanos, entre los que estuvo la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El día 1 de julio el incendio se dio por controlado y el 5 del mismo mes quedó definitivamente extinguido tras arrasar 1.400 hectáreas de pinar y matorral de monte público en los municipios de Gavilanes y Pedro Bernardo, así como de fincas de propiedad privada.

Las diligencias policiales, junto con los informes técnicos elaborados, han sido entregados a la Autoridad Judicial competente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?