Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Felix Arnold: "Necesitamos más recursos para investigar Medina Azahara"

El investigador del Instituto Arqueológico Alemán destaca la singularidad de la ciudad califal tras los hallazgos de una nueva puerta en el lado este de la plaza de armas del yacimiento

El hallazgo de una puerta de acceso a la Plaza de Armas de la ciudad califal de Medina Azahara en la zona este del yacimiento es una de las nuevas sorpresas que ha deparado en los últimos días el trabajo de los investigadores internacionales que han participado en Córdoba en estas excavaciones arqueológicas.

Felix Arnold / CADENA SER

La investigación forma parte de un proyecto que se prolongará hasta 2021 y que cuenta con la financiación del Instituto Arqueológico Alemán y la colaboración de la Universidad Autónoma de Madrid. En esta tercera fase se han invertido 31.000 euros en un escenario en el que los fondos para excavar llegan con cuentagotas. El conjunto arqueológico fue inscrito en la lista Patrimonio Mundial de la Unesco hace un año, pero los trabajos relacionados con la investigación y la conservación consiguen menos foco que los vinculados al turismo.

Trabajos de excavación en Medina Azahara / CADENA SER

El investigador que coordina este proyecto es el arqueólogo alemán Félix Arnold. Con una gran experiencia de trabajo en yacimientos hispanomusulmanes y en el Antiguo Egipto asegura en una entrevista en Hoy por Hoy Córdoba que la arqueología “es su vida”. También la de sus padres, con una destacada trayectoria en el Museo Metropolitano de Nueva York. Le gusta el concepto de puzzle como metáfora de esta ciencia, según afirma tras explicar los hallazgos de este proyecto en Medina Azahara en una charla organizada por la Asociación Amigos de Medina Azahara en los jardines de Cuevas del Pino. Arnold, acompañado de su equipo y con la colaboración del también investigador Alberto Canto y el director de Medina Azahara, Alberto Montejo, desgranó las certezas encontradas y las hipótesis vinculadas a ellas.

La plaza de armas de Medina Azahara “donde el califa podía demostrar la grandeza de su estado” tendría una dimensión de unos 17.500 metros cuadrados, según afirmó Montejo: “unas tres veces la cordobesa plaza de la Corredera”. En el lado oeste de esta plaza se encuentra el gran pórtico de acceso al yacimiento, que es visible a día de hoy, y en el lado este es donde se han producido los trabajos de este año. Allí se han encontrado restos de una gran puerta de la que quedan en pie parte de su estructura (han encontrado más de dos metros de muro), pero también restos de las dovelas que conformaban un enorme arco de acceso. A eso hay que sumar que se ha identificado parte de la madera de las hojas de la propia puerta, varios clavos de la misma e incluso bandas de metal y elementos decorativos. En la base de estos muros se detectan fácilmente las huellas ennegrecidas y en una franja superior con tonos rojizos que los investigadores vinculan al gran incendio de 1010 que dio pie a la paulatina desaparición de la ciudad califal. La puerta encontrada daría entrada, desde la plaza de armas, a un “edificio singular, sobre una plataforma y con una planta en forma de T, única en Medina Azahara y muy parecido a edificios de Persia”; la pregunta sin contestar todavía sería ¿qué función tenía este edificio? que Arnold se atreve a perfilar como un palacio, pero sin poder si quiera imaginar para quién fue construido. Arnold explica en esa entrevista la singularidad de Medina Azahara,único ejemplo en Europa, de la fundación de una ciudad palaciega, como El Cairo o Bagdag” y único que permita investigar por completo una ciudad de este tipo”. El proyecto de investigación seguirá el año que viene en “la esquina sureste de la plaza, para obtener más información”.

Fragmento de decoración vegetal de la puerta este de la Plaza de Armas de Medina Azahara / CADENA SER

La ausencia de fondos para excavaciones y las desinversiones en la provincia de Córdoba por parte de la Junta de Andalucía durante los años de la crisis han sido una constante en paralelo a una apuesta por acciones de un importante impacto mediático, como la puesta en marcha de la visita nocturna al yacimiento o la propia declaración como Patrimonio Mundial. Arnold entiende que es la propia condición de “mundial” lo que hace importante “para todos” que se siga investigando. “Necesitamos más recursos de mucho tipo para la investigación, la restauración y hacer este sitio más visible”, concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?