Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Fresnedillas celebra el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna

La Estación Apolo, ubicada en la localidad de la sierra madrileña, fue clave para permitir la comunicación entre las misiones de la NASA y Houston. Antiguos trabajadores de la instalación y vecinos del municipio inauguran el nuevo Museo Lunar.

"Houston, aquí base de la Tranquilidad, el Águila ha alunizado". Esta frase de Neil Armstrong confirmaba el alunizaje hace 50 años en nuestro satélite. La comunicación entre la Tripulación del Apolo XI y Houston dependía de la antena localizada en Fresnedillas de la Oliva, municipio de la sierra madrileña ubicado a unos 60 kilómetros de la capital. En esas instalaciones, trabajaban un centenar de personas, y 25 de ellas eran jarandos -gentilicio del municipio- que estuvieron empleados allí hasta el cierre de la Estación en 1985.

Francisco Cabrero, ingeniero jubilado, recuerda con mucho cariño aquellos años de trabajo: "mi función era enfriar un equipo a 269 grados bajo cero para que entrara la señal limpia", y confiesa sentirse muy orgulloso de ello. A su lado está Isidro, este vecino confiesa que se sorprendió de que eligieran Fresnedillas para la ubicación de las instalaciones: "aquello dio trabajo a muchas personas".

Consuelo Alonso trabajó allí durante tres años. Ella lo hizo en la cafetería de la Estación: "a nosotros nos hacían ir también los sábados, y nuestro jefe americano siempre estaba allí con nosotros", y prosigue: "toda la gente fue muy amable y muy buena".

Carmen es propietaria de un restaurante en la calle principal del municipio. Nos atiende muy ajetreada: "el teléfono no para de sonar", confiesa. Las celebraciones con motivo del aniversario causan mucha atención de turistas y medios de comunicación. Aún así, tiene un momento para compartir los recuerdos de aquellos años: "¿Cómo se vivió? Pues imagínate. Bienvenido Mr. Marshall", en referencia al trabajo que dio la instalación al municipio.


Museo Lunar

Desde 2009, la localidad alberga el Museo Lunar. Pablo Alonso, vecino del pueblo y profesor de Historia, fundó junto a su hermano Tomás el museo. En aquel entonces, recopilaron unas cuantas fotos para exponerlas en la casa de la cultura de Fresnedillas. Posteriormente, ante el creciente número de visitantes, el museo se trasladó a otra ubicación. Ahora, se inaugura un espacio más amplio que podrá traer muchos más visitantes. Según Alonso, el objetivo es "difundir el nombre de Fresnedillas" mediante este nuevo recinto dedicado al conocimiento del espacio y la Luna.

Elena Hernández y Pablo Alonso en el Museo Lunar de Fresnedillas de la Oliva. / Cadena SER / Ángel Herrezuelo

Elena Hernández, guía del museo, se muestra muy optimista ante la nueva inauguración. Ella ha sido la encargada de enseñarlo a los turistas y también a los alumnos que venían en excursiones: "en el otro museo solamente cabían 40 personas y de esta manera, ahora permite hacer visitas más numerosas". En el año 2018 casi 9.000 personas visitaron el museo.

La Cara B

Esta historia también tiene su cara B. "No todo fueron luces y colores", confiesa una vecina que se encuentra en la calle. "Si que es verdad que fue algo muy interesante, y que dieron mucho dinero y prosperidad a muchas personas, pero a otras no", y continúa " esos terrenos que se expropiaron, los pagaron a una peseta por metro cuadrado, cuando estaba proyectado que se pagara a veinte.". Confiesa que su padre fue uno de los perjudicados: "fue una expropiación pura y dura. Sin ninguna argumentación ni nada", sentencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?