Sociedad

La Marea Blanca se concentra a las puertas del Ministerio de Sanidad para denunciar el cierre de camas durante el verano

Bajo el lema "Camas cerradas, esperas aumentadas", la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid-Marea Blanca ha reivindicado un Gobierno que se encargue de solventar la crisis sanitaria en la región.

Ángel Herrezuelo

Madrid

A mediodía se concentraban a las puertas del Ministerio de Sanidad para denunciar el cierre de camas durante el verano en hospitales públicos de la Comunidad de Madrid. "Todas las ciudadanas tenemos un deseo que para la privada no haya dinero", grita con un altavoz uno de los asistentes a la concentración. Carmen Esbrí, portavoz de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, lamenta que el Gobierno regional sea poco transparente con las cifras oficiales "calculamos que al menos 1.300 camas van a ser cerradas durante estos meses de verano" y prosigue "es un desastre organizativo que está preparado para que la gente se crea que la sanidad pública es un desastre. El desastre es el político".

Rafael es celador en el hospital Gregorio Marañón, ha acudido a la concentración porque considera que cada vez son más las camas que se cierran. Añade que el trabajo es precario y eso "afecta a los pacientes". Carmen es enfermera en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, también lamenta el cierre de camas "nos quedamos sin recursos y eso se nota a la hora de dar un servicio a los pacientes".

Durante la concentración, se ha leído el manifiesto en el que han pedido la formación de un Gobierno "que responda con seguridad a la recuperación de la Sanidad 100% pública". También se han mencionado en el manifiesto otros problemas como el alto número de pacientes en las listas de espera de los hospitales públicos de la Comunidad y la atención primaria a los usuarios.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad