Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

El responsable de seguridad de Colau apuesta por los "retornos asistidos" para los 'menas'

"Un niño siempre estará mejor con su familia, por más problemáticas que pueda tener su familia", ha apuntado Albert Batlle en SER Catalunya

Albert Batlle, este lunes, en los estudios de la SER en Ràdio Barcelona /

El nuevo teniente de alcalde de seguridad de Barcelona, Albert Batlle (exdirector de los Mossos d'Esquadra), quiere devolver a su país a los menores extranjeros que no se integren en la sociedad. En declaraciones a SER Catalunya, el máximo responsable político del Ayuntamiento en materia de seguridad apuesta por unos retornos asistidos, porque considera que estos adolescentes estarán mejor con sus familias que haciendo vida en la calle.

Albert Batlle ha empezado fuerte, al menos en el discurso; contundente y directo. En una entrevista en el programa Aquí, l'estiu ha sido claro a la hora de hablar de la situación de los niños y chicos que han llegado solos y malviven por las calles de Barcelona.

"Un niño siempre estará mejor con su familia"

"Un niño siempre estará mejor con su familia, por más problemáticas que pueda tener su familia, que viviendo en los jardines de Sant Pau del Camp, o en los bajos de la piscina de saltos de Montjuic o en el Pou de la Figuera", ha apuntado el responsable de seguridad.

La repregunta del periodista de SER Catalunya, Frederic Vicent, ha llevado a Batlle a entrar en terrenos más pantanosos pero ha mantenido la misma idea. Estos jóvenes, según dice, tienen que ser devueltos a su casa. La mayoría son de Marruecos y Argelia.

"Este concepto de enviarlos a casa, de expulsión, de expatriación, no forma parte de mi vocabulario. Hablo de retornos asistidos, de programas de acompañamiento. No es lo mismo, una cosa es coger un avión y mandarlos y la otra que este retorno, sea un retorno acompañado, si hay que llegar al retorno, a lo mejor resulta que una parte de estos niños los podemos integrar", ha desarrollado el responsable político.

Combatir el top manta en Barcelona

Batlle también se ha mostrado implacable con el top manta: "Es una actividad ilegal y como es una actividad ilegal, estamos obligados a combatirla", ha aseverado.

Justamente este lunes, en una intervención de la Guàrdia Urbana en la plaza Portal de la Pau (donde se encuentra situado el monumento de Colón), los manteros han respondido lanzando objetos contra los agentes, según fuentes policiales.

Además, el responsable político de la Guàrdia Urbana, está radicalmente en contra de las patrullas ciudadanas que, por ejemplo, recorren el metro buscando carteristas. Dice que es peligrosísimo y que no lo permitirá.

Qué opina Colau del proyecto de su responsable de seguridad

La incógnita es saber si a Colau le gusta este proyecto. Batlle asegura que sí: "Hemos hablado mucho con la alcaldesa y hay una gran sintonía respecto a este tipo de temas y a buen seguro que la iremos manteniendo en el futuro", ha asegurado.

El nuevo teniente de alcalde de seguridad ya se ha reunido con el Fiscal Superior de Cataluña para reclamar más contundencia contra los delincuentes multireincidentes y este viernes tiene cita con el presidente de Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Batlle mantiene que no basta con el refuerzo de agentes y el trabajo policial.

La reacciones políticas: la CUP habla de "racismo institucional"

Los titulares que ha dejado Albert Batlle en esta entrevista en SER Catalunya no han dejado indiferentes ni los partidos de la oposición, ni a la asociación de exMENAS.

La asociación ex-menas, formada por jóvenes de origen extranjero que han pasado por centros de menores, le ha dedicado un hilo de tuits, donde le recriminan a Batlle que es muy fácil opinar cuando no ha tenido que migrar solo de su casa, y califican de "irresponsable" querer dar soluciones inmediatas a situaciones complejas, porque el retorno asistido, afirman, no frenará los migrantes y todavía hará más vulnerables los derechos de los que viven a Barcelona. Acaban pidiendo a Ada Colau que tenga en cuenta que "Barcelona tiene que ser una ciudad de acogida, no de retorno".

En el plano político, el portavoz de Esquerra Republicana en el Ayuntamiento, Ernest Maragall, ha pedido soluciones en positivo: "La solución real de este problema está en todos los terrenos: en el de la legislación de extranjería, de la legislación educativa y de ocupación. Debe ser, por tanto, una solución positiva, inclusiva, una solución de pertenencia y de ciudadanía", ha indicado.

También desde las filas de los republicanos, el diputado Rubén Wagensberg, activista en favor de los derechos de los inmigrantes, invitaba irónicamente a Batlle a dejarse de eufemismos y hablar de "deportaciones".

Por su parte, la CUP de Barcelona lo ha calificado de "racismo institucional" y como "represión".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?