Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

Mario Ocaña

'Carbón no, gracias'

El impacto de nuestra especie en la vida de nuestro planeta ha generado un proceso de transformación y cambio que afecta a todos los seres vivos que habitamos en él

El impacto de nuestra especie en la vida de nuestro planeta ha generado un proceso de transformación y cambio que afecta a todos los seres vivos que habitamos en él. La comunidad científica internacional ha demostrado fehacientemente que el impacto antrópico en el entorno natural es el responsable directo del cambio climático que ya nos afecta directamente a todos los habitantes de este planeta. Cada día son más las voces que se alzan para exigir a los gobiernos que adopten medidas encaminadas a eliminar aquellos agentes que provocan efectos contaminantes nocivos para la salud de los seres humanos y del resto de las especies.

En nuestra Comarca los efectos de ese cambio son evidentes y manifiestamente palpables. En buena medida están detrás del fenómeno de la seca, que afecta al bosque de alcornoques que, de momento, cubre nuestras sierras o de la llegada del alga invasora de origen japonés que tapiza los fondos de nuestros mares y genera pérdidas cuantiosas al gremio de pescadores. Dos cuestiones difíciles de solucionar si no se realizan inversiones en investigación científica a gran escala.

Nuestra Comarca es, además, sede de un foco industrial significativo que, en buena medida, se caracteriza por la utilización y transformación de materias primas fósiles como el petróleo o el carbón. Este último, concretamente la central térmica de Los Barrios, ha sido objeto de una acción reivindicativa por parte de los ecologistas de Green Peace en la que se ha pedido el cierre de la central para el año 2020, la descarbonización en la producción de energía y el abandono de los combustibles fósiles y su sustitución por fuentes de energía renovables. Estas peticiones, que hace algunos años parecían futuribles y a largo plazo, hoy se nos han echado encima a una velocidad de vértigo. Las razones que aducen los miembros del grupo ecologista son de peso: esta central es una de las mayores productoras de CO2, la sexta en España, y su impacto a corto y largo alcance es, por tanto, perjudicial no solo a escala global sino local. El carbón, que fue la fuente de energía que generó la Revolución Industrial en Inglaterra desde finales del XVIII, es el responsable de la producción de más del 40% del CO2 que se genera en el planeta. Su impacto en el crecimiento de los gases con efecto invernadero y el consiguiente aumento de la temperatura media de la Tierra son claros.Nos encontramos en un momento en el que la revolución, además de tecnológica, tiene que ser ecológica dados los retos globales a que se enfrenta la humanidad: crecimiento demográfico, desigual reparto de la riqueza, desertización, aumento del nivel de mares y oceános, contaminación de mares, aguas y aire y un largo etc. Dicen los investigadores que no hay mucho tiempo que perder. La presencia del Rainbow Warrior y de sus tripulante en nuestras aguas es un paso más para concienciar a la población de la necesidad de sustituir los combustibles fósiles, como causantes de impactos irreversibles en el medio ambiente y en nuestras vidas, por energía renovables, no contaminantes, que serán las del futuro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?