Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Caleruega da ejemplo en la gestión de gatos

La alcaldesa publica un edicto para que el verano no perturbe el control de la comida de estos animales callejeros

El Ayuntamiento de Caleruega ha emitido a mediados de este mes un edicto relacionado con la alimentación regulada de los gatos callejeros y donde aprovecha también para recordar las normas de convivencia que existen respecto a los perros. La medida tiene que ver con la afluencia de veraneantes que en muchos casos, aunque casi siempre con su mejor voluntad, perturban el discurrir habitual del resto del año.

Este municipio ribereño aprobó en un pleno en septiembre del año pasado una partida para colaborar económicamente con varias vecinas que a título particular llevaban tiempo gestionando y pagando de su propio bolsillo el control de gatos callejeros con el método de captura, esterilización y suelta. El Ayuntamiento dispone desde entonces de un convenio con la clínica veterinaria arandina Gran Danés para este tipo de cuestiones.

En el edicto se ruega no dejar los contenedores de residuos abiertos, evitar darles de comer de manera incontrolada y en recipientes no adecuados, que después no se retiran como viene siendo habitual, recordando que hay habilitadas zonas de comederos y que todo el que quiera puede donar pienso húmedo y seco para gatos y contribuir igualmente a la esterilización de los que no tienen dueño. De lo que se trata, como explica la alcaldesa, es de hacer las cosas racionalmente y con un cierto control para evitar la reproducción excesiva de estos animales. “Durante el año, como la población es menor y como las comunidades de gatos viven en cuatro núcleos bastante bien definidos, es fácil controlarlos, pero ahora con la afluencia de veraneantes y visitantes, todos ponen en su puerta un poco de comida de sobras y a poco que tengan, se reproducen vertiginosamente, por eso nos vemos obligados a tener que hacer público este bando para que todos contribuyamos”, explica Lidia Arribas.

Por lo que se refiere a los perros, Lidia Arribas explica que el año pasado se dio una situación complicada con un perro peligroso de un veraneante, que no estaba registrado. Por eso, el bando recuerda, entre otras cosas, que en el caso urbano deben disponer de chip, ir atados y acompañados de un adulto y que no pueden acceder a los espacios restringidos como el parque infantil o la piscina. También recoge que quien encuentre un perro extraviado o abandonado debe ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Caleruega, que se ocupará de gestionar su recogida. La propia alcaldesa a título particular está facilitando la adopción de estos animales para evitar su sacrificio. “Ocurre en los pueblos que cada vez más gente que tiene un perro, llega en verano al pueblo y aquí se queda, entonces también incluimos dentro de ese dicto que nosotros tenemos servicio de recogida de perros; Diputación se encarga de recogerlo y si es el caso de que alguno te gusta, como yo, que tengo en mi casa dos esperando a algún dueño que los adopte”, comenta la primer edil, que quiere evitar con ello que alguien haga cosas como sacrificarlos en el monte. “Que avisen al Ayuntamiento y ya nosotros vemos cómo tenemos que actuar”, añade.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?