Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La Audiencia de Jaén no ve "ánimo de matar" en el hombre que asestó tres puñaladas a su mujer

Polémico fallo que condena al agresor a cuatro años de cárcel por un delito de lesiones y no por el de intento de homicidio

El procesado durante el juicio. / ()

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén ha condenado a cuatro años de prisión por un delito de lesiones, y no por intento de homicidio, a un hombre de 60 años por propinar tres puñaladas con un cuchillo a su mujer en una calle de la localidad jienense de Noalejo. La polémica sentencia del tribunal señala que no ve "ánimo de matar" en los hechos a pesar de que el acusado fuera con un arma blanca ya que, señala que las lesiones "no afectaron a estructuras anatómicas importantes" al ir a los dos pechos y al costado según indica Europa Press.

También ha sido absuelto del delito de malos tratos habituales del que le acusaba inicialmente tanto el Ministerio Fiscal, que acabó retirando el cargo, como la acusación particular por entender que "no ha resultado acreditado que el procesado hubiera sometido a su mujer a un trato humillante y vejatorio ni que ejerciera sobre ella control alguno ni tampoco agresión por los que su mujer formuló denuncia" según el fallo.

A todo esto hay que sumar que el hombre ya había sido denunciado por su mujer y, en el momento de la agresión, incumplió una pena de alejamiento y comunicación con su esposa. Ahora, la autoridad judicial ha vuelto a imponer otra prohibición similar durante seis años después de cumplir la condena. También debe indemnizar a la víctima con 71.020 euros.

Los hechos

La Audiencia Provincial de Jaén considera probado que el 31 de julio de 2018, el ahora condenado fue a la Casa de la Cultura de Noalejo, donde trabajaba su mujer y allí sorprendió a su esposa "tapándole con una mano la boca mientras con la otra sostenía el cuchillo" insistiéndole que tenían que volver a estar juntos. Finalmente, salieron a la calle y empezó un forcejeo que terminó con las tres puñaladas que, afortunadamente, no costaron la vida a la mujer.

Varios vecinos, alertados por los gritos de la víctima, lograron separar al hombre cuando ella ya había logrado arrebatarle el arma. Durante el juicio, el acusado dijo que el cuchillo lo llevaba ella. Todo quedó registrado en una grabadora que ella llevaba en el bolso porque así se lo habían aconsejado. 

El acusado se encuentra en prisión provisional desde el 2 de agosto de 2018 a la espera de una sentencia que ya se ha dictado, aunque es recurrible en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?