Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Manolo Díaz alaba la gestión de Grueso en el Niemeyer pero dice que no conocía las irregularidades

El inspector de Hacienda que examinó las cuentas del centro cultural ratifica que el estado de ingresos y gastos estaba falseado

Manolo Díaz afirma que la programación del Niemeyer fue algo "milagroso"pero nada sabe de las irregularidades. / ()

La defensa de Natalio Grueso en el juicio por el caso Niemeyer, ha llevado a comparecer este lunes ante el tribunal al que fuera presidente del patronato, el productor musical y alto ejecutivo discográfico, Manolo Díaz. Su intervención ha sido una defensa de la gestión de grueso como director del centro cultural, al frente del cual consiguió “cosas increíbles y milagrosas”, dijo. Justificó el gasto que se realizó en la etapa que ahora se juzga, pero respondió con evasivas cuando la fiscalía le preguntó por las supuestas irregularidades que acto seguido ha confirmado el inspector de Hacienda que fiscalizó las cuentas del Niemeyer a petición de la justicia.

Manolo Díaz llegó al patronato del Niemeyer en el año 2011, ya en la última etapa de Grueso al frente del centro cultural. Avalado por su trayectoria en la industria musical latina en los despachos de CBS y posteriormente Sony, le llamó personalmente el entonces presidente regional, Tini Areces, para incorporarle al proyecto y aceptó con ganas de hacer algo por Asturias, ha dicho. Acabó de presidente, en un nombramiento que ha calificado de sorprendente. Es más, ha añadido que aceptarlo fue un error por su parte. Y eso que de la gestión del centro no tiene nada que objetar. Ni siquiera cuando se le pedía una explicación del agujero en las cuentas del equipamiento. Reconoce que se gastaba más de lo que se recibía por unas subvenciones que llegaban tarde, pero a su juiicio en el Niemeyer se gastaba poco para lo que se consiguió, "casos increíbles". En su opinión era un gasto menor al lado de lo que es habitual en otros centros culturales.

Lo cierto es que pese a gastarse poco, la deuda iba creciendo, en cientos de miles de euros. Sobre los sucesivos reconocimientos de deuda por parte del equipo de Grueso, el presidente del patronal, tiene lagunas. A las preguntas de la Fiscalía al respecto no ha sabido responder otra cosa que "no lo sabía", "no recuerdo" o "lo recuerdo vagamente".

Mucho más frescos tiene los datos y la naturaleza de lo ocurrido, el inspector de Hacienda Adolfo Álvarez-Buylla, que a instancias del juzgado de Avilés que instruyó la causa inicialmente, examinó las cuentas del Niemeyer concienzudamente y documentó la alteración de las famosas facturas de Viajes El Corte Inglés y otras anomalías que le llevaron a concluir que la contabilidad estaba falseada porque ofrecía una imagen patrimonial que no se ajustaba a la realidad.

Este martes están citado los últimos testigos, antes de que comience la fase de conclusiones, tras cuatro meses de sesiones intermitentes en la Audiencia Provincial.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?