Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 25 de Febrero de 2020

Otras localidades

Un recluso de la cárcel de Jaén agrede con patadas, puñetazos y mordiscos a tres funcionarios

Es un interno, que estaba en segundo grado, recientemente dio positivo en cannabis y fue expulsado de la Unidad Terapéutica del centro penitenciario

CSIF y ACAIP UGT reclaman más seguridad para evitar estas situaciones que, denuncian, cada vez son "más habituales"

Mordisco a un funcionario de la prisión de Jaén / ()

Tres funcionarios de la prisión provincial de Jaén fueron agredidos por un interno este pasado domingo después de recibir varios puñetazos, patadas y mordiscos. Todo comenzó sobre las ocho de la tarde cuando el interno, que actualmente se encuentra en el módulo 6, recibió las órdenes de limpiar las zonas comunes junto a otros compañeros ya que les correspondía por turno.

Fue entonces cuando empezó a insultar a los funcionarios y les amenazó con lo que los empleados "tuvieron que reducirlo no sin antes mostrar una gran resistencia activa". A pesar de ello, pudieron esposarlo y llevarlo al departamento de aislamiento. Los tres trabajadores se encuentran bien a pesar de las contusiones aunque se ha tenido que activar el protocolo para los accidentes de trabajo con riesgo biológico para la persona que fue mordida en el bíceps para comprobar si el agresor le ha contagiado alguna enfermedad. Durante los seis próximos meses, deberá realizarse analíticas para descartar esta posibilidad.

El interno tiene un historial en la prisión lleno de incidentes ya que fue expulsado hace poco de la Unidad Terapéutica educativa al incumplir el programa de desintoxicación de drogas cuando llegó a la cárcel. También fue sacado del módulo 4 al dar positivo en cannabis después de "una semana complicada por la entrada de estupefacientes a través de las comunicaciones de vis a vis y de permisos que regresaban al centro" según Acaip UGT.

Mejoras de seguridad

Tanto ACAIP-UGT como CSIF han reclamado una serie de mejoras para evitar que estas situaciones sean cada vez "más habituales" y asegura el sindicato de funcionarios que estos trabajadores viven diariamente "situaciones límite y su integridad física está en peligro" por lo que ha solicitado la posibilidad de "usar pistolas táser para que pueda reducir a los agresores sin necesidad de tener contacto físico" recuerda Miguel Ángel Rojas, de CSIF Instituciones Penitenciarias.

Además, las dos organizaciones sindicales reclaman que todos aquellos reclusos que agredan a funcionarios pasen al "primer grado penitenciario" (el más duro). Por último, reclaman que los funcionarios de prisiones sean considerados "agentes de la autoridad" para que estos episodios tengan "repercusión a nivel penal" ya que por el momento, aseguran desde ACAIP UGT, solo se sancionan con dos días de aislamiento.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?