Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El Ayuntamiento de Alcorcón ordena el cierre de la cafetería del centro de mayores Salvador Allende

La empresa que actualmente rige la cafetería tiene un plazo de 15 días para abandonar el local ya que carece de la concesión para explotarlo

Centro de mayores Salvador Allende /

Natalia de Andrés, alcaldesa de Alcorcón, anunciaba esta mañana que la empresa que explota la cafetería del centro de mayores Salvador Allende ha estado funcionando desde marzo de 2018 sin la concesión correspondiente. Según aclara De Andrés, la empresa "no tiene ningún soporte jurídico" para explotar el local, que es propiedad del Ayuntamiento.

Según explica la alcaldesa, los informes de los técnicos municipales dicen que la empresa adjudicataria renunció en marzo de 2018 a la concesión. Sin embargo, la entonces concejal de mayores, Susana Mozo, pidió a la empresa en una reunión que mantuvieron que no dejara de explotar la cafetería hasta que se sacara el nuevo pliego. Por lo que, desde marzo de 2018 hasta hoy, la empresa carece de concesión para realizar su actividad y "han estado explotando una instalación pública de manera irregular", aclara De Andrés.

Por su parte, el Ayuntamiento ha concedido a la empresa 15 días para abandonar el local y cesar su actividad, además de presentar en el pleno la propuesta para la apertura de un expediente aclaratorio. Con ello pretenden, en primer lugar, iniciar un nuevo procedimiento de adjudicación y "restaurar el marco legal necesario para dar estos servicios"; estudiar qué mejoras necesita el edificio y, por último, iniciar los trámites para configurar un "informe aclaratorio" que analice las causas, consecuencias y las responsabilidades.

Además, la regidora socialista, añade que "lo más grave es el informe que ofrecieron los técnicos de salud", al que la Cadena SER ha tenido acceso, en el que se da cuenta de algunas anomalías en el mantenimiento y la higiene de la cafetería, cuya cocina "raya la insalubridad", ha manifestado.

Se realizaron dos inspecciones -los días 3 y 12 de julio-, período durante el cual, según los técnicos de salud, no se mejoraron las condiciones sanitarias de la cafetería. "Las medidas sanitarias no se estaban cumpliendo", ha dicho la alcaldesa, llegándose a encontrar ratas en el patio, así como cucarachas u hormigas en el interior.

En suma, pese a que la cafetería debe ser de uso exclusivo para los socios, "se estaba usando de manera arbitraria" para celebrar algunos eventos, motivo de queja para los usuarios.

Por ahora, la cocina se ha clausurado y durante los 15 días que siga abierto solo funcionará el servicio de cafetería, no así el de comedor. Transcurrido el plazo, se obligará a la empresa a abandonar el servicio para hacer una nueva concesión. El proceso para realizar esta nueva adjudicación tardará, al menos, 4 meses.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?