Economia y negocios

Un director de instituto busca 50.000 firmas para que el parlamento catalán debata prohibir los móviles en clase

Su iniciativa legislativa popular busca evitar las distracciones en el aula e incluso los casos de acoso a través de las redes sociales

El docente, este miércoles en SER Catalunya / Cadena SER

Barcelona

El director del instituto Mont Perdut de Terrassa (Barcelona) ha registrado una iniciativa legislativa popular para prohibir el uso de los móviles en las escuelas e institutos de Cataluña. La intención es evitar la conflictividad que genera el móvil en los centros más marginales, las distracciones en clase o incluso los casos de acoso a través de las redes sociales. La ILP tiene que recoger 50.000 firmas en 120 días para que se debata en el Parlamento catalán.

La ILP afectaría los alumnos de educación primaria y secundaria dentro y fuera de las aulas. La propuesta, según asegura su responsable, también tiene en cuenta las necesidades de los alumnos con diversidad funcional, que lo podrían usar.

Josep Maria Argemí, el director del instituto Mont Perdut, ha explicado en SER Catalunya que, a falta de directrices comunes, ahora cada centro decide internamente si permite o no el uso de los móviles, y que esto genera muchos debates.

Asegura que hace falta alinear todos los centros y que el móvil sea solo una herramienta pedagógica y no un impedimento a la hora de aprender o relacionarse.

"Que sea pedagógicamente interesante"

"No estamos diciendo que se deba esconder la existencia del móvil, no. Estamos diciendo que se debe regular el uso para que sea pedagógicamente interesante", ha puntualizado.

Esta propuesta de regulación choca con la postura de la Generalitat, que descarta prohibir los móviles en institutos y escuelas porque lo considera un freno a las innovaciones.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad