Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La Cultural recluta a la generación del 2000

Guillermo Ibáñez, última adquisición para el Júpiter de una hornada de prometedores jugadores leoneses que en su día dieron el salto a canteras de clubes punteros

Ibáñez, a la izquierda, durante una de sus apariciones en los entrenamientos del primer equipo del Celta de Vigo /

La apuesta de la Cultural por la base es decidida y la temporada venidera se antoja clave para recoger el fruto del trabajo sembrado en los últimos años. Algunos, como Juan Rodríguez o Aarón Piñán, son una realidad y las puertas del primer equipo están abiertas para ellos. La pretemporada ha alumbrado, además, las incipientes carreras de los defensas Rodri y Marcos, ya con minutos a las órdenes de José Manuel Aira pese a su condición de juveniles. Y entremedias, un rosario de jugadores leoneses que han aterrizado en el Reino de León dispuestos a derribar el histórico muro de la primera plantilla. El  primer paso está dado.

Se trata de la generación del 2000, una prometedora hornada de jóvenes futbolistas que años atrás abandonaron sus clubes de formación, especialmente el Puente Castro y la Peña, para ingresar en canteras de clubes profesionales. Eran tiempos en los que la Cultural aparecía en la última casilla dentro de sus planes de progresión.

Guillermo Ibáñez, centrocampista que pasó por la base del Sevilla y del Celta de Vigo, es la última adquisición del equipo blanco en su intento de recuperar el talento de la tierra para dotar al Júpiter de un acento propio. Junto a él, Miguel Ángel Manso, defensa central que procede de la Real Sociedad, Jairo Díaz (medio o lateral) y Javier Álvarez (extremo o punta), del Real Valladolid, y Tito, (delantero o extremo) el único canterano puramente culturalista y que regresa a casa tras militar en el Real Oviedo, completan la repesca de un grupo en el que también sobresalían Daniel Ceinos, que en la actualidad realiza la pretemporada con el Numancia, o el meta Raúl García, ahora en la filas del Celta.

Esta es una de las estrategias deportivas y corporativas que lleva a cabo la dirección de la base culturalista de la que Israel Martínez es la nueva cabeza visible tras la marcha de Carlos Antoñán al Deportivo Alavés. La ambiciosa operación también ha dado frutos dentro de los límites del fútbol provincial como Cristian Seijo y el meta Dani, desde La Virgen del Camino, o Cristian, ex jugador de La Bañeza FC, entre otros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?