Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Más de medio millón de personas estarán en riesgo de cometer corrupción política en 2023, según un estudio universitario

El estudio ha tenido en cuenta el tiempo en el cargo, la proximidad de unas elecciones o la situación económica del momento

 

Casi 377.000 personas presentan un “riesgo medio” de caer en corrupción política en el año 2023, mientras que para 144.000 el riesgo es alto, según un estudio, realizado por investigadores de la Universitat Politècnica de València y la Universitat de València, que predice la evolución de la corrupción política en España en los próximos cuatro años.

El estudio se centra en la población activa de entre 16 y 70 años, lo que supone unos 24 millones de personas, y establece cuatro niveles: ‘riesgo cero’ (personas que no están en contacto con cargos públicos); ‘riesgo bajo’, de menos del 10% (personas susceptibles de colaborar con cargos públicos, como aquellas que pertenecen a partidos, sindicatos o patronales); ‘riesgo medio’, de hasta el 25% (representantes públicos elegidos directa o indirectamente y que gestionan presupuesto público); y ‘riesgo alto’, de más del 50% (altos cargos que manejan grandes presupuestos o capacidad de decisión).

Además, según explica a la SER el director del Instituto de Matemática Multidisciplinar de la UPV y uno de los autores del estudio, Lucas Jódar, se han tenido en cuenta factores como el tiempo de cada sujeto en el cargo, la proximidad de unas elecciones, el género, el efecto de las puertas giratorias o la situación económica del momento. Su objetivo, asegura, es “concienciar a la gente de que no hay que ser confiados ni laxos” porque “no hay que permitir que esto ocurra y hay que hacerlo pagar a quien lo haga”.

El autor del estudio hace referencia también a la ‘desconexión moral’, presente cuando una persona comete un acto ilegal y se autojustifica a sí misma, y habla además de un efecto de contagio. “El mal ejemplo que reflejan los que cometen la corrupción hace que los ciudadanos tengan un sentimiento permisivo que les puede inducir a favorecer o multiplicar la evasión de impuestos o exculpar en las elecciones a los partidos que cometen corrupción”, explica Jódar, aunque reconoce que ese contagio es “muy pequeño”.

Además, indica que el principal motivo de que esto ocurra es la ley de partidos y el comportamiento de los partidos, que son “estructuras absolutamente antidemocráticas y jerarquizadas en las que el jefe del partido es el que hace y deshace las listas”.

Jódar también destaca que las mujeres tienen menos posibilidades de cometer corrupción política, puesto que tienen “más aversión al riesgo” que los hombres. Por ello, asegura, “sería mejor que hubiera más mujeres en la política”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?