Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

El único CIE de Canarias sufre dos fugas en menos de una semana

Las incidentes registrados han reabierto el debate sobre la necesidad de mantener abiertos este tipo de centros de retención

El centro se ubica en la zona de Hoya Fría. /

Un total de 13 personas se fugaron del Centro de Internamiento para Inmigrantes de Hoya Fría (Tenerife) en la noche de este sábado aprovechando el cambio de turno de los policías que custodian las instalaciones. Según fuentes cercanas al caso, los internos lograron arrancar una de las verjas de protección y salieron al exterior.

Cuando los efectivos policiales se percataron de la huida pudieron detener a dos de los fugados resultando herido uno de los agentes de carácter leve. A lo largo de la mañana del domingo se ha puesto en marcha un operativo policial para poder localizar al resto de los inmigrantes y se ha podido detener a ocho de los 13 fugados. Se trata de la segunda fuga masiva que se registra en el único CIE que permanece abierto en Canarias. El pasado sábado otros 24 internos se dieron a la fuga durante un traslado y aún permanecen seis en paradero desconocido.

Las dos fugas registradas en apenas una semana han reabierto el debate sobre la necesidad de mantener abiertos este tipo de centros de retención. En este sentido, tanto desde Cáritas como de la Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR) se ha pedido al Gobierno de Canarias que presione al Ejecutivo Central, de quien depende las competencias de este tipo de instalaciones, para que cierre de forma inmediata el centro de internamiento.

En este sentido, el coordinador de CEAR en Canarias, Juan Carlos Lorenzo, ha incidido en que se debe apostar por otro tipo de alternativas para "regular esos centros desde el marco de lo social y no desde las políticas de seguridad", y basan su propuesta en "un trabajo de integración con los migrantes".

A esto, Cáritas suma otra visión aseverando que las fugas del CIE responden al clima de extrema tensión que se vive en el centro. Su portavoz, Arantxa Méndez, incide en que "en la mayoría de los casos no saben por qué están encerrados, hay una gran necesidad de orientación jurídica porque hay un proyecto migratorio detrás, las personas vienen para intentar buscar una oportunidad".

Por otra parte, el mal estado en el que se encuentra el CIE tinerfeño ha suscitado las críticas de sindicatos policiales como el Comité Provincial de Jupol, sindicato mayoritario en la Policía Nacional, que ha elevado informes de forma reiterada a la Comisaria Provincial para tratar las serias deficiencias que sufre el centro. “Las puertas de contención de la zona donde se encuentran los internos, aún cerradas con llave, se abren con un fuerte empujón dado el deterioro y falta de mantenimiento", señala el sindicato.

Sin embargo, la falta de medidas de seguridad, evidenciada en las dos fugas masiva registradas esta semana, no es el problema más acuciante. Según Jupol el centro no cuenta con las medidas sanitarias mínimas y se han dado casos de tuberculosis y sarna en muchos internos que no son atendidos de forma correcta.

La polémica sobre el estado de las instalaciones del único CIE de Canarias ha llegado al Ejecutivo regional y el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, ha afirmado que su Gobierno defenderá que las islas cuenten con los "mejores espacios" para el internamiento de migrantes irregulares que llegan al archipiélago.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?