Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

INCENDIO EN GRAN CANARIA INCENDIO EN GRAN CANARIA La última hora del incendio en la programación especial de SER Las Palmas

Sonorama no se conforma

Con la satisfacción por el exitoso estreno del nuevo recinto la organización del festival reconoce que las mejoras deben centrarse ahora en el núcleo urbano de Aranda en colaboración con el resto de entidades implicadas

El éxito no impide a los organizadores de Sonorama Ribera reconocer el margen de mejora que tiene el festival, más aún cuando esta ha sido la edición del estreno del nuevo recinto. La evidente mejora que ha supuesto esta infraestructura corre paralela a la necesidad de los correspondientes ajustes a las novedades que comporta. Así lo ha dejado claro en Hoy por Hoy Aranda Javier Ajenjo, director del festival.

“Nos dicen ‘prometisteis no crecer’. Y no es así. Prometimos no crecer si no podíamos crecer” defiende Ajenjo, convencido de que el estreno del nuevo recinto ha marcado el inicio de un nuevo festival a todos los niveles, más seguro, más cómodo y con más posibilidades. Lo ha dicho en una entrevista en Hoy por Hoy Aranda, donde ha asegurado que la experiencia de este año ha ratificado la necesidad que el festival tenía de una nueva y más amplia sede, no tanto para crecer en cantidad como en calidad.

“Estamos muy satisfechos del trabajo que se ha hecho. Y nos reafirmamos en que ha sido una buena inversión para Aranda” asegura Ajenjo que entre impacto directo e indirecto calcula un retorno de unos 18 millones de euros por un millón de inversión realizada. Todo ello contando con que este beneficio se multiplicará por los años de vida que aún le quedan al festival y con que este recinto debería ser escenario a lo largo del año de otra buena cantidad de citas y actividades de todo tipo.

Ajenjo asegura que el incremento en el espacio no ha supuesto un incremento proporcional en las cifras de asistentes al festival, ya que no era ese el objetivo para la organización. Pese a que la cifra acumulada de asistentes durante los cinco días ha superado todas las anteriores y ha alcanzado en esta ocasión los 110.000, la subida se ha debido, no tanto a la entrada en los días más intensos del festival, sino a los de bienvenida y despedida. De jueves a sábado la cantidad de público ha sido similar, entorno a unos 30.000 asistentes de media, pero las sesiones de bienvenida el miércoles y de despedida el domingo han triplicado prácticamente al público de esas mismas jornadas en años anteriores. “A partir de aquí es Aranda la que tiene que decidir si quiere ese flujo de 30.000 personas en el centro. Si es así, hay que prepararse” advierte Ajenjo, señalando que Art de Troya ni tiene las competencias ni la capacidad para asumir cuestiones como el control de la Plaza del Trigo o la limpieza casi inmediata de los espacios urbanos que se emplean, aún reconociendo que es necesaria. “No es una cuestión de dinero para Art de Troya. Lo que Art de Troya quiere es un buen servicio para toda la gente. Necesitamos más baños, más limpieza, más organización. Si queremos control de la Plaza del Trigo necesitamos que nos ayuden, no tiene lógica que Art de Troya tenga que hacerse cargo de un plan de evacuación de la plaza cuando en ella hay actividades durante todo el año. Exigimos planes seguridad para todos. Y eso se tiene que centralizar desde las administraciones, desde el ayuntamiento.” Para ello apela a una coordinación que ya ha mejorado este año con reuniones, contactos y análisis de situación muy anteriores a la celebración del festival. Por eso insiste en que “si seguimos coordinándonos Protección Civil, Cruz Roja, Policía Municipal, Policía Nacional, como se ha trabajado este año y con más tiempo, vamos a hacer un festival mejor."

En lo musical el director de Sonorama confirma la sensación de muchos de los asistentes de que el festival ha recuperado la esencia indie más genuina.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?