Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

El melanoma ocular, el asesino silencioso

Los especialistas destacan la importancia de hacerse una revisión oftalmológica anual, la única prevención posible

Imagen de archivo de una mujer en la consulta del oftalmólogo /

El 80% de los melanomas que se diagnostican actualmente se curan, los pacientes no llegan a recaer nunca. Pero hay una excepción: el melanoma uvear u ocular, que afecta la parte interna del ojo. Tiene un elevado índice de mortalidad porque aparece en una zona que no vemos, y cuando se manifiesta ya está muy avanzado.

Los síntomas son visión borrosa, parpadeos, flashes o cuerpos flotantes en el campo visual. Algunas de estas alteraciones son comunes a otras patologías del ojo, menos graves y muy frecuentes, por lo cual es fácil confundirlas.

El problema principal de este melanoma, en relación al resto, es que no acostumbra a manifestarse hasta que ya está demasiado desarrollado para tratarlo con éxito. De ahí la diferencia en el pronóstico, mucho peor en el ocular que en el cutáneo.

"Normalmente, un melanoma de más de cuatro milímetros es un melanoma de alto riesgo. La mayoría de melanomas de piel se diagnostican con grosores de menos de 2 milímetros, son tumores que se sacan y se curan. El de ojo normalmente se diagnostica con grosores de 15 milímetros, o sea cuando ya han superado, con mucho, los cuatro milímetros", explica el doctor Josep Maria Piulats, especialista del Institut Català d'Oncologia.

Metástasis hacia el hígado

Si el melanoma cutáneo suele producir la metástasis en los ganglios, el ocular o uvear disemina células cancerígenas hacia el hígado.

Los oncólogos no saben qué lo provoca, ni el origen ni las causas están identificados, pero sí que han podido descartar que (a diferencia de los otros melanomas) esté relacionado con el sol. Es un cáncer poco frecuente, con una incidencia de dos personas de cada 100.000 habitantes.

Hacerse una revisión anual

Los especialistas destacan la importancia de hacerse una revisión oftalmológica anual, la única medida que puede servir para prevenir que la enfermedad, en caso de que la tengamos, siga avanzando sin control.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?