Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El edificio de El Progreso, asignatura pendiente para el nuevo curso político

Fachada apuntalada del edificio de Riegos El Progreso /

La concejalía de Urbanismo tiene varios asuntos enquistados en la ciudad y uno de ellos ha terminado en los tribunales y va para largo. Se trata del edificio de Riegos el Progreso.

En Enero de 2018 el ayuntamiento autorizó la petición de los propietarios del edificio para derribarlo y hacer un nuevo bloque con oficinas en el lugar que ocupa el inmueble.

Unos días después y tras una denuncia particular a Patrimonio, la consellería de Cultura ordenó parar las obras y proteger la fachada posterior del inmueble. La principal, en el carrer Empedrat, estaba ya protegida.

El asunto cogió por sorpresa al ayuntamiento y a los propietarios que, ante el avanzado estado del derribo instalaron un apuntalamiento provisional.

Se cortó la calle a la circulación y tras analizar unos días el asunto y comprobar el estado de la cuestión, se optó por cambiar el tipo de apuntalado a otro más reforzado y menos invasivo para poder abrir la calle al tráfico y mantener la fachada sin riesgos.

Mientras, el asunto avanzó en los despachos y se comprobó que antes de iniciar las obras, tenían que haber hecho unas catas arqueológicas. Además, hay legislación confusa respecto a si la fachada posterior está protegida o no.

En medio de todo, la empresa propietaria acudió a los tribunales y también lo ha hecho el ayuntamiento de Elche al presentar un recurso contencioso administrativo contra la Generalitat, al considerar que la paralización del derribo no era necesario.

El asunto va por lo tanto para largo y ese apuntalamiento provisional va a seguir un tiempo, mientras lo que queda del edificio avanza en su deterioro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?