Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

Los palmereros piden apoyo del ayuntamiento y la ciudadanía para la supervivencia de su oficio

Han elaborado un informe interno que relata los problemas del oficio para adaptarlos a la legislación vigente y hace propuestas para solucionarlos

El oficio de palmerero ha evolucionado mucho en los últimos 50 años. Las nuevas tecnologías, los usos del palmeral, que han pasado de agrícola a la mayor parte ornamental, y la ley de prevención de riesgos laborales ponen encima de la mesa una situación muy difícil de solventar para reconocer esta actividad.

Aun así, los palmereros plantean varias soluciones para poder seguir subiendo a podar a la manera tradicional y seguir utilizando los sistemas de cuerdas que les son más útiles y cómodas.

La cuestión primordial es que el oficio de palmerero que actualmente se realiza con diferentes características, no está reconocido en el régimen general.

Hasta ahora, y tras mucha lucha, solo se ha conseguido el reconocimiento del palmerero que se dedica a tareas agrícolas, pero esta es la situación, según un informe interno, de solo un uno por ciento de los palmereros.

La gran mayoría se dedica a los trabajos en el palmeral ornamental. La cuerda con la que trabajan de manera más cómoda y les da mejor rendimiento no está homologada.

La ley obliga a que este elemento sea elaborado en serie con elementos mecánicos y sea igual cada cuerda a la otra, y la fabricación manual de las cuerdas impide esta certificación. Por otra parte, su trabajo es muy variable y hay palmeras a las que suben de manera manual, otras en las que pueden utilizar elevador y otras en las que suben con otros elementos, depende del tronco, la altura o la situación de cada ejemplar.

Entre otras soluciones los palmereros proponen que se dé una certificación general a la empresa que les fabrican las cuerdas, y que los palmereros tengan una acreditación que les permita valorar ellos qué herramienta utilizan para acceder a cada ejemplar.

Todas estas cuestiones se plantean en un informe interno que quieren hacer llegar a las autoridades y pedir el apoyo institucional del ayuntamiento y de toda la ciudadanía para aclarar la situación legal de estos profesionales y así que perviva este elemento tan intrínseco de nuestra cultura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?