Sociedad

Dos de los agentes expedientados por el chat en el que se insultaba a Carmena ya patrullan en Madrid

Los tres agentes que fueron expedientados son del turno de la noche y trabajan en las unidades de San Blas, Centro Norte y Moratalaz

POLICIA MUNICIPAL MADRID

Madrid

Dos de los agentes expedientados por el chat de agentes en el que se insultaba a la exalcaldesa Manuela Carmena y se hacían comentarios racistas y xenófobos ya patrullan en Madrid. Los tres son agentes del turno de la noche. Lo eran antes de que se filtraran los mensajes del chat, y lo siguen siendo ahora que el expediente se ha archivado judicialmente y el Consistorio ha cerrado el administrativo. Trabajan en las unidades de San Blas, Centro Norte y Moratalaz. El tercero aun sigue de baja. 

Estos tres agentes eran algunos de los "cabecillas" de ese grupo de WhatsApp que se llama '10 años y turno de noche'. Los tres se dieron de baja el día en el que el chat salió en los medios, el 20 de noviembre de 2017. Uno de ellos recibió el alta al año, otro a los 18 meses y el último, tras ser evaluado por un médico, ha prolongado su baja médica, que puede durar por ley como máximo 24 meses.  

El chat se creó para hablar precisamente de ciertas mejoras y reivindicaciones que tenían los agentes del turno de noche en la Policía municipal, pero a raíz de los atentados de Barcelona en agosto de 2017, el mensaje de algunos de los del grupo se hace más radical.

"La derecha roba , pero el país funciona. La izquierda roba y no produce y te vende que los malos son otros". Otro agente le responde. "No me extraña que luego salgan dictadores". Hablando de dictadores, en el grupo se alababa a Hitler. "Ese señor sí que sabía cómo hacer las cosas". Otro agente decía: "Si él estuviese al mando, las chimeneas estarían echando humo sin parar".

La entonces alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, también fue foco de las críticas y los insultos de algunos de estos agentes. "Esta es una puta vieja senil", "Lo que es terrible es que no estuviera en el despacho de atocha cuando mataron a sus compañeros", apuntaba otro.

También se vertían comentarios racistas y xenófobos. "Hay que comenzar con las cacerías de guarros", "Vamos a construir cámaras de gas y hornos crematorios y los va a pagar Marruecos", "Díselo al sargento de la Guardia Civil que se ha cargado a tres moros hoy... Alguno dirá: por lo menos eran moros".

En ese chat había agentes policiales que pertenecían a sindicatos, y denunciaron acoso por parte de algunos compañeros. Este fue el caso de Ronin, agente jubilado de 59 años, que denunció amenazas graves y acoso. Y fue por esta denuncia por la que los mensajes de odio hacia Carmena y otros colectivos salen a la luz. Ronin llegó a tener dos escoltas durante todo el día durante tres meses (aunque él no solicitó esta protección). Recibía mensajes como "Ahora te toca a ti sufrir, rata”. 

Fuentes policiales que han estado presentes en ese chat cuentan a la SER que poco a poco se fue "encendiendo" el tono de los mensajes y que aunque algunos mostraron incomodidad y desacuerdo con ellos, nadie "se atrevía" a decirles nada. 

Hoy en día el chat sigue abierto pero hace meses que “está muerto, nadie habla”. Cuando los mensajes del grupo de Whatsapp trascendieron hubo una “espantada" y la mayoría de gente se fue del grupo. 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad