Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

"No hay mal que por bien no venga"

Los alumnos del Cineros y Antonio Mendoza comenzarán el curso con unas aulas del siglo XXI, reparadas tras la inundación de mayo

Estado en el que quedó una de las aulas del colegio Cisneros tras la inundación. /

El director del colegio Cisneros, Jose Antonio Sánchez Raba explica que no han parado de trabajar durante el verano, pero “ha merecido la pena”. La rotura del latiguillo de un lavabo de los baños del  Cisneros inundó dos plantas del centro y una parte del colegio Antonio Mendoza. El agua se filtró de una planta a otra, cayendo por las paredes y estropeándolo todo. Pizarras digitales, ordenadores, material escolar de trabajo, incluso los suelos se levantaron.

Después del disgusto, tocó buscar soluciones. El edificio es municipal y el seguro contratado por el Ayuntamiento de Santander es quien tenia la responsabilidad de reparar los destrozos. Jose Antonio Sánchez Raba, director del Cisneros, explica en la Ser que todo han sido facilidades y que las obras están casi acabadas.

“Haremos una jornada de puertas abiertas para los padres para que vean como han quedado las aulas”. Iban a ser reparadas, porque se habían quedado obsoletas pero se iban a hacer poco a poco, dos clases cada año. Pero esta fatalidad inicial se ha convertido, al final en una oportunidad de mejora para alumnos y profesores.

No hay mal, que por bien no venga, tenemos unas aulas del siglo XXI gracias a la buena respuesta del seguro y de la colaboración de Ayuntamiento y Consejería”. Raba asegura que el nuevo mobiliario es ecológico a petición de la dirección y en la línea con el proyecto educativo del centro.

El aula afectada en el colegio Antonio Mendoza también se ha reparado. Las obras del comedor y de los gimnasios de ambos centros se irán acometiendo, una vez que empiece el nuevo curso escolar.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?