Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

José Juan Castro pronuncia un pregón lleno de recuerdos y emociones surgidos en el Monterrey

Muestra su orgullo de ser el pregonero en un año de celebraciones para la ciudad

Se apuntaba un tema de los Gipsy Kings y los sloganes que se proclamaban en las tómbolas de su juventud, además de enumerar a todos los pregoneros que lo han precedido

Vista de la Plaza de España durante el Pregón de José Juan Castro, en primer plano /

 

Desde hace unos años el pregón se adelanta a la tarde-noche del día 31 de agosto, tras un Pasacalle Anunciador en el que intervenían la Agrupación Musical Arroquia Martínez, la Banda de Música ‘Pedro Gámez Laserna’ y la Banda de Cornetas y Tambores ‘Nuestra Señora de la Asunción’, que recorrían la ciudad desde distintos puntos, hasta la Plaza de España.

En primer lugar, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Jódar, que, un año más, se quedaba pequeño, ante la masiva presencia de familiares y amigos, tenía lugar la presentación del pregonero, José Juan Castro Torres, a cargo de su amigo José Antonio Hidalgo Lorente. Eso sí, con mínima representación de los grupos de la oposición, ausencia de la concejala-portavoz de grupo de Ciudadanos, Josefina Cano, solo un concejal del grupo de Izquierda Unida, Mateo Justicia, ausencia de su portavoz y coordinadora local, Juana Cazorla. Si asistían los dos concejales del grupo de Podemos Jódar, el del Partido Popular y todos los concejales del equipo de gobierno, grupo municipal del PSOE. Presentaba el acto la concejala de Cultura, Promoción y Turismo, Juani Vílchez.

Hidalgo Lorente hacía un recorrido por la trayectoria personal y profesional de s Castro Torres. Amistad que surgía en el Monterrey, Cafetería-Bar que regentaron sus padres a lo largo de más de treinta años, “… Cuando la pubertad asomó en nosotros, esa amistad la trasladáramos al ámbito de la pandilla… La afamada ‘Peña Snoopy’. Durante aquellos años de instituto trasladamos nuestras correrías a la cochera de María, hija de Salvador Balboa, o al horno de la calle Tarifa o a la casa de Del Jesús, que dio cobijo a nuestras fiestas y sobre todo a nuestra feria… Nuestra caseta de feria era de lo mejor que había en la feria, estaba bien organizada, bien situada, limpia, con un ambiente sano y alegre. Era nuestro punto de reunión, para empezar el día uno de septiembre, al mediodía, y nuestro lugar de encuentro todas las tardes y noches, antes de bajar a los coches locos, al sapito… Hoy, años después, nuestro pregonero es profesor titular de universidad, adscrito al Departamento de Óptica de la Universidad de Granada, Licenciado en Física y Diplomado en Óptica y Optometría, Doctor en Ciencias Físicas, autor de decenas de artículos y más de cincuenta comunicaciones en congresos nacionales e internacionales. Sus líneas principales de investigación son la calidad óptica de la visión binocular, evaluación del rendimiento visual bajo diferentes condiciones experimentales…”.

La alcaldesa, María Teresa García, en su primer pregón al frente de la corporación se mostraba, especialmente, orgullosa, al coincidir con dos amigos de su pandilla de la ‘Peña Snoopy’ a la que también pertenecía, “… Es para mí un momento de orgullo estar, esta tarde, con todos vosotros/as. Estamos en una feria más. Lo hacemos este año, como viene siendo tradicional, reconociendo el trabajo y profesionalidad de un vecino que ha sabido desarrollarse, profesionalmente, con su esfuerzo y el de su familia. Claro ejemplo del ánimo de superación que todos debemos de tener para avanzar en nuestra sociedad. Tras la marginación cultural de siglos… Jódar vuelve a vestirse de gala… Para acoger estos días de alegría, de diversión y convivencia. Jódar abre sus puertas a los visitantes, a los pueblos de la comarca, y ofrece su hospitalidad y solidaridad a todos/as. Han precedido, a estos días, un sinnúmero de actividades, eventos y actos que han convocado a todas las edades, en nuestras plazas, calles y espacios deportivos. Cada año superándose en calidad y variedad. Detrás de todo ello hay un gran equipo, de trabajadores/as, que lo hace posible…”.

Ya desde el balcón del Ayuntamiento de Jódar, ante una Plaza de España abarrotada, siendo uno de los pregones, que más público ha concentrado en las hasta ahora dieciséis ediciones del Pregón de Feria, el pregonero mostraba su orgullo de ser el pregonero en un año de celebraciones para la ciudad y desde un lugar muy cercano al bar donde transcurrió su infancia y juventud, también orgulloso de su familia, hijo de Melchor y Petra, hermano de Alfonso y M.ª Carmen, padre y hermano fallecidos hace unos años, su esposa María e hijos, María y Alberto, “… Es para mí tal el honor el que siento, que supera cualquier calificación y resulta imposible cuantificar… Ahora mismo, me siento como en casa, tanto esta institución, como el edificio que la alberga, siempre han estado presente en mi vida, desde mi más remota infancia. Ha estado, en el camino, entre mis dos lugares especiales del universo, mi hogar en la niñez y nuestro negocio familiar, el Bar Monterrey. Por lo que habré pasado decenas de miles de veces frente a esta Casa Consistorial… Salí hace muchos años de Jódar, para completar mi formación. Y al final, he acabado viviendo en Granada, donde desarrollo mi profesión de profesor universitario, compaginando tareas docentes con la investigación, todo centrado en la óptica y la visión. Y esta noche os veo muy bien… Puedo continuar con este pregón, con mi corazón alegre y agradecido. Queridos paisanos, queridos galdurienses, gracias por estar aquí… Un pueblo con título de ciudad, una ciudad con historia, que hoy inaugura, otro año más, su Real Feria, fundada en el año 1837, por Real Decreto de la reina Isabel II, ‘¡Casi na!’. Por lo que se acerca a su segundo siglo de historia, cumpliendo 182 años. Pero no es un año más, por lo menos para mí, es un año tan especial que hasta me tiembla la voz y las piernas y me palpita el corazón de pensarlo. Sí, me tiemblan de nervios y a la vez de emoción, por la responsabilidad que conlleva un Pregón de Feria del pueblo que te ha visto nacer. Y de un pueblo que lo que mejor tiene son su historia y sus gentes, vosotros, mis paisanos…”.

Entre las celebraciones que se conmemoran este año, en la ciudad, recordaba el 50 Aniversario del Instituto de Bachillerato, el Centenario de la Concesión del Título de Ciudad y la declaración, este año, a la ‘Cultura del Esparto como Patrimonio Cultural inmaterial’, a los que sumaba el 50 Aniversario de la llegada del hombre a la luna, “… Esta emoción bien puede corroborarla la Concejala de Cultura, Juani Vílchez, cuando me comunicó que había sido propuesto para dar el Pregón de este año, pues a una celeridad mayor a la velocidad de escape de nuestro planeta me puse en órbita. En órbita, pero lunar, como lo estuvo el Apollo 11 previo al alunizaje aquel 20 de Julio de 1969, hace medio siglo. Efectivamente en este año se ha celebrado el quincuagésimo aniversario de la llegada del hombre a la luna, justo a donde viajé yo cuando me comunicaron que iba a ser el pregonero. Eso sí, el despegue lo hice controlado gracias a la Concejala de Cultura, que antes de darme la noticia me pidió que me sentara.

 

Ese mismo año se creó nuestro instituto, por lo que este año se celebra también el quincuagésimo aniversario del IES “Juan López Morillas”, donde crecí intelectualmente. Bueno, intelectualmente y físicamente, que por aquel entonces ya rondaba mi estatura actual, fruto de una exquisita y saludable alimentación de mi madre, Petra, una mujer extraordinaria, aunque también por su genética, que muchos de vosotros sabéis los primos que gasto... Y los tengo muy presentes ahora mismo, tanto por parte de madre como de padre, aquellos primos que han pasado su infancia en Jódar, Huelma o Guadahortuna. Y también a mis titos y titas. A todos, a los que están, pero también a los que no están. Y también tengo hoy presente a mi primo político Andrés Rivera, a su mujer y a sus hijos, pues ahora mismo estaría con ellos sino fuera por el honor de estar aquí esta noche con vosotros, paisanos.

 

Y como de aniversarios va la cosa... es inevitable citar la otra efeméride. La del centenario de la concesión del título de ciudad a Jódar por el rey Alfonso XIII, en 1919. Un título que Jódar se merece y luce con estilo. Porque Jódar y sus ciudadanos son magníficos.

 

O sea que me proponen ser el pregonero el año que se celebra el quincuagésimo aniversario de la llegada del hombre a la luna, el quincuagésimo aniversario de la creación de nuestro instituto y el centenario de la concesión del título de ciudad... ¡Toma ya! Pero es que además este año se ha declarado la cultura del esparto como Patrimonio Cultural Inmaterial. El esparto, que tan importante ha sido en Jódar… Un año también especial porque es el año en el que toma posesión la primera alcaldesa de Jódar en nuestro actual periodo democrático, María Teresa García, a quien además conozco desde hace muchos años (y Ferias) y os puedo asegurar que es una persona estupenda.

 

¿Entendéis ahora, paisanos, por qué me tiemblan las piernas y me palpita el corazón? Claro que también a ese temblor contribuye lo que el otro día escuché en Radio Jódar: decía su director, D. Antonio Plaza, que es un papelón, en el buen sentido, lo de ser pregonero, que a él le daría vergüenza ante tanta gente, y lo dice ¡un magnífico locutor de radio con cerca de 30 años de experiencia! Ahora sí que me tiemblan las piernas… Por cierto, justo ayer le concedieron el reconocimiento “Jódar” de la Gala de Premios “Reino de Jaén”. Bien merecido. Enhorabuena.

 

Así que, este año, tenemos muchas cosas que celebrar en la feria, aparte de la propia feria. Como podréis imaginar, en este año tan especial, para mí es un enorme, o mejor dicho, un inmenso, qué digo inmenso, un infinito placer ser el galduriense propuesto para dar el Pregón de esta Real Feria de Jódar 2019 y dedicarle unas palabras a mis paisanos, a mis conciudadanos galdurienses. Agradezco de corazón el estar hoy aquí con vosotros, con mi pueblo y mi familia, en este balcón, el balcón principal de nuestro Ilustrísimo Ayuntamiento, desde donde se han realizado 16 pregones de feria. Hoy, uno más, el decimoséptimo. Y me han precedido ilustres pregoneros, a quienes tengo a bien citar hoy aquí.

 

El primer Pregón de la Real Feria, en el año 2003, fue a cargo de D. Pedro Martínez Montávez, prestigioso arabista español que fue nombrado “Doctor Honoris Causa” por la Universidad de Jaén y que años más tarde, en 2010, recibiría la Medalla de Oro de Andalucía. El II Pregón, en el año 2004, correspondería al periodista, músico y miembro del grupo “Andaraje”, D. Jesús Barroso Torres. Tanto él como sus hermanos, y en especial sus padres, han sido siempre muy apreciados en mi familia. Al año siguiente, el Pregón le correspondió al reconocido cirujano vascular, galduriense y magnífica persona, el Dr. Pedro José Alados Arboledas, un doctor que nos llega al corazón en todos los sentidos, hermano de D. Lucas Alados Arboledas, Catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Granada y un reconocido investigador a nivel internacional en Física de la Atmósfera, a quien tuve el privilegio de tener como profesor en mis estudios universitarios de posgrado. En 2006 se celebró el IV Pregón de la Real Feria a cargo de D. José Chamizo de la Rubia, Defensor del Pueblo Andaluz desde 1996 hasta 2013. El poeta galduriense D. Manuel Ruiz Amezcua fue el encargado de dar el pregón de la Real Feria de 2007, a quien siguió en 2008 el Magistrado y Juez Decano de Jaén D. Saturnino Regidor Martínez, de cuya madre, Dña. Dolores, guardo un grato recuerdo, pues fue una de mis maestras en la EGB. El VII Pregón de Feria le correspondió al director de la Editorial Octaedro, D. Juan León, hace ahora diez años. En el año 2010, el por aquel entonces Subdelegado del Gobierno en Granada y antiguo director del instituto de Jódar, D. Antonio Cruz Jiménez, tuvo el honor de ser el octavo pregonero. Nuestra Real Feria de 2011 acogió el IX Pregón, a cargo de D. Manuel Herrera Gómez, que se presentaba como profesor titular de Sociología de la Universidad de Granada. El X Pregón, celebrado en el año 2012, fue encomendado a D. Enrique Herrera Viedma, Catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada, que actualmente ostenta el cargo de Vicerrector de Investigación y Transferencia de dicha universidad. El crítico flamenco D. Juan Vergillos Gómez se encargó de pregonar la Real Feria de 2013, aunque también de presentar ese año nuestro cuadragésimo segundo Festival de Arte Flamenco, festival en cuyo cartel ha vuelto a aparecer como presentador en su cuadragésima octava edición. Fue el undécimo Pregón de nuestra feria, pero el primero en celebrarse el día 31 de agosto a la caída de la tarde, pues los anteriores habían sido el día 1 de septiembre antes del mediodía, con un calor de justicia. El duodécimo pregonero fue otro Catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada, el también galduriense D. Francisco Herrera Triguero, que tuvo este honor en la Real Feria de 2014. Años más tarde, en 2017, recibiría la Medalla de Andalucía. En los últimos años, he tenido el placer de conocer un poco más a ambos catedráticos, Enrique Herrera y Francisco Herrera, llegando incluso a colaborar con ellos en la I Jornadas de Divulgación de la Ciencia en Jódar en 2018. Se han convertido en dos importantes referentes investigadores de mi universidad, a quienes personalmente admiro. La primera mujer en dar el pregón llegaría en 2015, correspondiéndole tal privilegio a Dña. María José del Jesús Díaz, Profesora Titular de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Jaén que además desempeña el cargo de Vicerrectora de Tecnologías de la Información y la Comunicación y Universidad Digital de la misma universidad. El XIV Pregón, en el año 2016, fue a cargo de otra mujer, la diseñadora flamenca y música, Dña. Cristina Granero, a quien conozco desde que era niña, cuando, siendo yo también un niño, iba a su casa a jugar con su hermano Ernesto. Esa niña hoy es una mujer que derrocha arte en cada nota que interpreta y sobre cada vestido que diseña. El XV Pregón, el de la Real Feria de 2017, fue a cargo de los hermanos D. Francisco, D. Antonio, y D. Manuel Soriano Serrano, con destacados puestos en la función pública en Jaén. El del año pasado fue el decimosexto Pregón de la Real Feria, siendo la pregonera Dña. María Isabel Peralta Ramírez, Profesora Titular del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada. A María Isabel la he conocido desde siempre por mi hermano Alfonso, ya que se juntaban en la misma peña de amigos. La imagen que siempre he tenido de ella es de persona alegre y divertida. Y en los últimos años me he reencontrado con ella, pero ahora como compañeros de Universidad. Y llegamos a este XVII Pregón de la Real Feria de Jódar, el que nos ocupa en estos momentos, que le ha tocado a otro Profesor Titular de la Universidad de Granada, el que os habla, pero en este caso del Departamento de Óptica. Con tal listado de personajes ilustres y reconocidos, espero estar a la altura. Tengo algo a mi favor, y es que estos alrededores son mágicos para mí.

 

¿Y por qué son mágicos? Si miramos a mi izquierda podemos disfrutar de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora. Esta es la iglesia donde he recibido los sacramentos: en este templo he sido bautizado, confirmado, y unido en matrimonio con la hermosa mujer que esta noche, y todas, me acompaña. Aquí también se han bautizado nuestros dos hijos, María y Alberto, aunque también en ella se han oficiado los funerales de mi hermano y mi padre. Al igual que para muchos de vosotros, paisanos, este templo ha sido testigo de los momentos más felices de mi vida, aunque también de los más tristes. Manteniendo la mirada a mi izquierda, además de este monumental templo, puedo ver, y sentir, el principio de mi Andaraje, de mi calle Juan Martín, donde mi familia y yo vivimos una gran parte de nuestra vida… y donde ahora vivo cuando vengo a Jódar con la familia que hemos formado mi esposa y yo, por lo que entre antes y ahora, me tengo muy bien “pateadas” las calles Juan Martín y la calle del Pilón (calle Isabel la Católica) que hoy luce más que nunca con la remodelación a la que ha sido sometida.

 

Continuando con este recorrido visual, además de una magnífica vista general de la Plaza de España, donde me he criado, frente a mí hoy puedo ver la Fuente Principal, la de la Cruz, una reproducción de la original. Aunque echo de menos la fuente taza que antes había porque es la que más he disfrutado de niño, donde más agua hemos salpicado. Una fuente con tres tazas y, en noches especiales, como las de feria, con luces de colores. Una de estas tazas se conserva hoy en el paseo Primero de Mayo. Y justo detrás de la fuente taza, estaba el estudio de Paco el Fotógrafo, que nos dejó recientemente, donde nos hizo tantos reportajes a mis hermanos y a mí del Día de las Roscas, de la Comunión, y otros reportajes familiares. Y si miro para abajo desde aquí, parece que estoy viendo las dos cabinas de teléfonos acristaladas que flanqueaban la fachada del ayuntamiento, y en las que, jugando de niño, alguna vez me quedé encerrado, hasta que aprendí a accionar esa dichosa puerta de doble hoja... De todos modos siempre me habrían ayudado mis amigos los municipales de entonces, como Cristóbal López, Cristóbal Hidalgo o Fernando, con quienes tenía una complicidad muy especial… También puedo verme con mi amigo José Antonio en las vallas de piedra de la plaza jugando a la vuelta ciclista con las chapas de las bebidas…

 

Pero si miro a mi derecha…. ¡¡¡Ay!!! Si miro a la derecha ahí está, haciendo esquina, mi bar Monterrey, en el que he pasado tantos años maravilloso. He pasado aquellos maravillosos años. El Monterrey fue mi primer Facebook, perdón, quiero decir mi primera red social. En este negocio he aprendido de la mano de mi familia lo que es el trabajo y el esfuerzo. [Suenan las campanas de la Iglesia de la Asunción]. El sonido de las campanas de fondo, también me es muy familiar. Y también he aprendido de mis paisanos; de vosotros. Estoy seguro que a un porcentaje muy importante de los que estáis aquí esta noche, os he servido alguna vez un café o algún refrigerio: una cervecita, una cuerva… Gracias. En el Monterrey he pasado no pocas ferias con la familia, pero también con los clientes. Echaba una mano de día, y libraba de noche para divertirme en la feria con mis amigos. Y es que cuando llegaba la segunda quincena de agosto ya olía a feria. El pueblo empezaba a animarse más, además de por la cercanía a septiembre porque muchos paisanos que tuvieron que salir del pueblo, volvían en estas fechas a revivir sus años dorados en la feria, a revivir su juventud, su niñez. Apuraorzas o vaciacorrales les hemos llamado siempre, en tono de humor y de forma cariñosa, eso sí. No sabía yo que terminaría convirtiéndome en uno más…

 

Uno sabía que la llegada de la feria era inminente porque ya se anunciaban los clásicos: la Cita con la Música Folk, el Festival de Arte Flamenco, el Día de la Bicicleta o las finales de los campeonatos y torneos deportivos del verano. Muy pronto estaríamos en el ayuntamiento recogiendo el programa de feria para ilusionarnos con los conciertos y actividades y también para deleitarnos con las ricas aportaciones de Ildefonso Alcalá. Pronto llegarían a la Plaza los “quejíos” flamencos desde el auditorio del Castillo. Pronto estaríamos viendo lucir el alumbrado. Pronto estaríamos observando a los Gigantes y Cabezudos que abrirían la feria de día. Pronto estaríamos oliendo a algodón de azúcar. Pronto, queridos paisanos, se llenaría El Paso de galgos corriendo y de motos brincando. Pronto estaríamos tomando un chato de vino dulce con barquillo acompañado de los amigos, riendo y contando anécdotas, y teniendo como testigos a esas figuras del puesto pisando uva. Pronto, paisanos, muy pronto, estarían las niñas y mujeres de nuestro pueblo derrochando belleza con sus vestidos de gitana. Pronto estaría nuestro amigo cordobés con su cesto de mimbre a la voz de “¡Avellanas cordobesas!” ofreciendo cartuchos de este fruto seco. Pronto estaríamos otra vez dándonos testarazos en los coches locos o aireándonos en el Zig Zag. Pronto estaríamos pasando frente a la tómbola y pisando un mar de boletos sobre el suelo, al son de eso de “¡Qué alegría! ¡Qué alboroto! ¡Y otro perrito piloto!”. Pronto estaríamos en la verbena en la Caseta de Canario. Pronto, muy pronto, estaríamos escuchando a Medina Azahara en concierto con su disco “Dónde está la luz”. Pues yo les diría: “Ahí está la luz, en la feria de Jódar”. ¿Y qué es la feria sino luz? ¡Luz y color, sonido y ruido, júbilo y alegría, olor y sabor, amor y desamor, noche y día!

 

Y más pronto que tarde estaríamos cerrando la temporada de la cuerva, que ya sabéis, mejor con tropezones. A ver, a unos les iba más lo del chupito de tequila José Cuervo, y otros eran más de decirme en el bar: “¡Jose, una cuerva!”. Sin duda, nuestra gran bebida del verano que también disfrutábamos en la feria. También pronto acabaría la temporada de helados, y no vería a Ani ni a Manolo “el de los polos” al dejar la Plaza de España por la calle General Fresneda.

 

Y pronto, estaríamos viendo al venerado Santísimo Cristo De la Misericordia pasear por nuestras calles alumbrado por sus gentes y al grito de ¡Viva el Cristo de la Misericordia! Y es que, la belleza de esta talla está a la altura de la gran devoción que se le tiene en Jódar.

 

Y de forma más particular, yo sabía que había llegado la feria porque, en la hora del café, poníamos en nuestro bar, mi hermano unas veces, otras yo, el LP de los Gipsy Kings con el volumen rozando su máximo. ¡¡Alegría que estamos en feria!!: [cantando]“Baila, baila baila, baila, baila baila, bailame. Esta rumba a esta gitana. Que yo siempre cantaré”. Y al grito de “¡Olé, ole, dale candela a eso!”, acompañaba Antonio Raya con su copa de ponche, con las sonrisas cómplices de los hermanos Pepe y Blas Navarrete, el Cuqui o Manolo “el maestro cuñas”. Y mientras tanto, temblaban las leches manchadas de Miguel “el posaero” o Manuel el de la Salvadora sobre la mesa del bar, mientras se le servía el café a Marcos “el de la Juana” o al Rubio y a otros tantos queridos paisanos.

¡Ay! ¡La feria de Jódar! Si yo tuviera que destacar alguna época de mi vida de esta feria, sería, sin duda, esa década de los 90, especialmente a partir del año 92, cuando la empecé a vivir de una forma más intensa yendo a mis primeros conciertos. Unos años en los que actuaban los grupos de moda del momento. Entre otros muchos: Modestia Aparte, Amistades Peligrosas, los desvergonzados No me pises que llevo chanclas, Marta Sánchez, Los del Río, Greta y los Garbo, Alejandro Sanz, Azúcar Moreno y, por supuesto, el clásico Medina Azahara.

 

Mi feria también la recuerdo bien con los amigos de siempre: Javi Gordillo, Javi Cascales, mi primo Juan Carlos, José Antonio Hidalgo, “Maria” Balboa, Maribel García, Mari Carmen, Emilio Gámez, junto con otros muchos más que formaríamos la Peña Snoopy: José Miguel y Juan Luis Bago, Rocío, Seba, Raquel, Pepe, Quico “el Norro”, Juande y Conchi Mula, María José “la Rubia”, Gloria, Anto, Mariventu, Juana Mari y Cristóbal Parra, Juani Parra, Blas el Chino, “Jesus”, María Teresa, Rubén, José Antonio Ramos, los hermanos Plaza, Rosa, Dani, Paco, Ernesto y Víctor Aranda, Isabel Mari, Inma, Blas Valdivia… en fin, que podía seguir. Disculpadme a los que no os haya citado. También se unían a las ferias y otras fiestas los amigos que venían de fuera: Gema y Susana de Parla, los hermanos Belmonte (Paco, Rosa y Ana), Juan Andrés, Elena “la de Sevilla”, los sevillanos Alberto y Raúl, los malagueños Itziar, Regina, Irene y Alejandro, y otros muchos más. Menudas ferias nos pasábamos… Recuerdo que teníamos nuestra caseta con todo lujo de detalles, que la hacíamos en una casa que nos cedía nuestro amigo “Jesus”, cerca del colegio Dr. Fleming. Nos montábamos un “chambao” de juncos y cañas en el patio de la casa, con farolillos y luces de feria, con grifo de cerveza y cámaras frigoríficas. Nos hacíamos nuestra propia cabina de DJ en lo que era el salón de la casa, donde pinchábamos los temas disco y house del momento, intercalados con temas pop y clásicos de rumbas y sevillanas. Teníamos hasta reservados, como en las discotecas de los 80. ¡Qué maravilla de caseta! ¡Qué sesiones de baile nos pegábamos! Y después de pasearnos por la feria y disfrutar de nuestra caseta… ¡a la verbena! Total que al final terminábamos reventados al acabar la feria. Como dice el refrán popular, terminábamos como el asno de Heredia, que valía menos en cada feria.

 

Pues eso es la feria, paisanos. Diversión y reencuentro. Luz y alegría. Felicidad. Y volvemos a ella otro año más. Sin olvidarlos de los que ya no están o de los paisanos que lo están pasando mal. Decía el cantautor Joaquín Sabina en su tema “Peces de Ciudad” que al lugar donde has sido feliz, no debieras tratar de volver. Perdone, maestro Sabina, pero yo trato de volver. De volver a mi Jódar. De volver a ser feliz en Jódar. De volver a su Feria y con sus gentes. Y aquí estoy. Porque, “cada cual habla de la feria según le fue en ella”, dice el refrán. Pero yo prefiero aquel otro que dice que “no creáis al que de la feria viene, sino al que ella vuelve”. Y aquí estoy. He vuelto, junto con mi esposa y mis hijos, para vivirla, con mi gente de Jódar. Para ser felices y estar alegres. Y ese es mi deseo para todos vosotros: FELICIDAD Y ALEGRÍA en nuestras fiestas. ¡Muchas gracias, paisanos, sois maravillosos! Y como decía un humorista en televisión: “me voy, porque el que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen”.

 

¡Viva Jódar! ¡Viva su Feria!

¡Vivan las Fiestas del Santísimo Cristo de la Misericordia!”.

 

A la finalización del pregón, presentador y pregonero firmaban en el Libro de Oro de la Ciudad, también lo hacía, a instancias del Cronista Oficial de la Ciudad, Ildefonso Alcalá Moreno, José Luis Hidalgo, en su nueva condición de Diputado responsable del Área de Servicios Municipales de la Diputación Provincial de Jaén.

La Banda de Música ‘Pedro Gámez Laserna’ interpretaba los Himnos de Jódar, Andalucía y España, para, a continuación, realizar un nuevo Pasacalles hasta la esquina entre la calle General Fresneda, Paseo Primero de Mayo y calle Joaquín Galván, por el sequito presidido por la Alcaldesa, M.ª Teresa García, compuesto por autoridades, pregonero y gran cantidad de público, donde se procedía al tradicional ‘Corte de la Cinta y Encendido de la Portada y Alumbrado Extraordinario’ y la interpretación del Himno de Jódar por la ‘Coral Stmo. Cristo de la Misericordia’.

 

Pregoneros

2003.- Pedro Martínez Montávez,

2004.- Jesús Barroso Torres,

2005.- Pedro José Alados Arboledas,

2006.- José Chamizo de la Chica,

2007.- Manuel Ruiz Amezcua,

2008.- Saturnino Regidor Martínez,

2009.- Juan León Varón,

2010.- Antonio Cruz Jiménez,

2011.- Manuel Herrera Gómez,

2012.- Enrique Herrera Viedma,

2013.- Juan Vergillos Gómez,

2014.- Francisco Herrera Triguero,

2015.- M.ª José Del Jesús Díaz,

2016.- Cristina Granero Vargas,

2017.- Francisco, Antonio y Manuel Serrano Soriano,

2018.- M.ª Isabel Peralta Ramírez,

2019.- José Juan Castro Torres.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?