Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Arrancacepas, un pueblo de Cuenca cada vez más pequeño

Tiene censados una 30 de habitantes pero en invierno apenas si viven una decena, en un pueblo alcarreño que ve con preocupación su futuro inmediato

Un grupo de vecinos de Arrancacepas (Cuenca) juega a las cartas junto al centro social. /

En Hoy por Hoy Cuenca hemos emitido este reportaje elaborado en las calles del pueblo de Arrancacepas (Cuenca) donde charlamos con sus vecinos sobre su día a día y sobre el futuro de un municipio con menos de 30 habitantes que sufre las consecuencias de la despoblación. Podéis escuchar lo a continuación.

Reportaje sobre Arrancacepas emitido en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

A la sombra de una placeta con fuente, junto al centro social del pueblo, encontramos a Ángela con sus amigos Abilio, Sagrario y María José, jugando al mus. Estamos en Arrancacepas, un pueblo de la Alcarria de Cuenca a poco más de 30 kilómetros de la capital. La mayoría de los integrantes de esta partida son habitantes de fin de semana. En el censo de este pueblecito solo hay 30 habitantes. En invierno vive apenas una decena de personas.

María José destaca la tranquilidad de vivir en un pueblo como Arrancacepas donde “dejo a los niños que jueguen por las calles con la tranquilidad de que los vecinos los conocen y están seguros”, dice. Sagrario destaca, frente a la casi nula oferta de ocio, la opción de “salir a pasear, de hacer senderismo, de irnos a merendar a algún paraje”.

Arrancacepas es un pequeño municipio de la Alcarria de Cuenca. / Paco Auñón

Ana Belén Izquierdo es la alcaldesa (PP) de Arrancacepas y nos atiende desde casa de sus padres porque también es habitante de fin de semana. Ella encuentra un motivo en la despoblación del pueblo: “el cierre de la escuela en la década de los 70 cuando aún había unos quince niños”. “Desde entonces empezaron a marcharse familias”, apunta.

En el centro social que gestionan los propios vecinos hay varias mesas y en una de ellas juegan a las cartas Ángel Carralero y Álvaro Ortega. Ángel es uno de los dos agricultores que aún viven en el pueblo “porque muchas tierras están arrendadas a otros tractoristas de pueblos vecinos como Cañaveras, Castillo Albaráñez o Villar de Domingo García”. Él considera que una de las causas de la despoblación de Arrancacepas es “la poca rentabilidad de la agricultura”. “Los jornales suben y los precios de los productos son los mismos que hace 30 años o incluso más bajos”, añade.

Álvaro y Ángel en el centro social de Arrancacepas. / Paco Auñón

En la calle, María José nos cuenta que “el médico solo pasa consulta los miércoles en el ayuntamiento y las medicinas las trae el farmacéutico de Cañaveras”. Tampoco hay tienda y “el pan lo traen cada dos día el panadero de Cañaveras y los martes viene un vendedor ambulante con un camión frigorífico que trae muchos productos”.

En Arrancepas apenas si vive una decena de habitantes en invierno. / Paco Auñón

Uno de los pocos vecinos que viven todo el año es Abilio, ya jubilado, pero que sigue trabajando “algunos olivos y el huerto”, nos dice. Él es el padre de la alcaldesa, Ana Belén, que nos dice que “el futuro depende de que se instale alguna fábrica en la comarca que pueda crear puestos de trabajo para familias jóvenes y que se mejore la conexión a internet y la telefonía móvil”.

Ana Belén Izquierdo, alcaldesa de Arrancacepas. / Paco Auñón

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?